domingo, 6 de noviembre de 2011

LAS PALABRAS DEL SILENCIO


A veces un largo silencio puede causar mayor daño que las palabras más duras.

Sucede que la comunicación es una actividad bidireccional con una continua interacción.

Cuando nosotros expresamos algo que pensamos o sentimos esperamos que nos respondan.

Muchas veces esa respuesta no es una aceptación o rechazo sino un simple reconocimiento.

Reconocer significa demostrar que nos importa quien nos habla y que valoramos lo que nos dice.

Un silencio expresa muchas cosas, muestra indiferencia y desinterés, dice que no nos importa esa persona.

Al responder y reconocer demostramos sentir aprecio y respeto por los demás, que nos importa esa persona y su tiempo.

Desconozco su autor.
Publicar un comentario