domingo, 6 de mayo de 2012

VERDADEROS TESOROS


Tuve la oportunidad de compartir con un grupo de jóvenes e hicimos el siguiente ejercicio.


Tomé un billete de $1,000 y pregunté quién tenía una moneda de ¢50. Un joven levantó su mano y de inmediato le ofrecí cambiarlo, no lo pensó ni medio segundo y aceptó de inmediato. Cuál sería su sorpresa al ver que el billete era falso, y que por detrás tenía una publicidad de un restaurante. En ese momento pregunté:

- "¿Cuánto dinero tengo yo?" Todos contestaron:

- "50¢"

- "¿Y cuánto tiene el joven?", "Nada"

Todos nosotros tenemos muchos tesoros preciosos que pueden ser nuestra vida, juventud, familia, amigos o trabajo por mencionar un par. Y muchas veces la menospreciamos y cambiamos por cosas que nos llaman la atención y creemos estar ganando mucho. De esta forma, el enemigo nos muestra cosas que no son mas que "billetes falsos" y al final quedamos sin nada.

No cambies tus tesoros por cosas vanas y sin sentido, valora en cambio lo que tienes y agradece a Dios por ello, encontrarás el secreto de la verdadera felicidad. Recuerda que rico es aquel que tiene más, sino quien menos necesita para ser feliz.

Autor: Arturo Quirós Lépiz

http://www.mensajesvida.org/
Publicar un comentario