martes, 11 de septiembre de 2012

NO HAY PENSAMIENTOS INUTILES


No tenemos pensamientos neutros ni inútiles. Todos los pensamientos, todos, absolutamente todos, están creando nuestra realidad.


Para que haya violencia necesitamos agresividad. La agresión necesita de dos ideas contrapuestas y el deseo de ser defendidas. Y de nuestra parte ocupar la posición de un lado o el otro: los de este barrio y los de más allá, los de mi partido político, los de mi club, los de mi raza, los de mi clase y los otros…en definitiva: los que son como yo y los diferentes.

Cada pensamiento de ataque, por más insignificante que nos parezca, está creando una situación de violencia que no demorará en manifestarse ante nuestros ojos, haciéndose realidad. Preguntémonos ¿Cuánto de responsabilidad de esto que sucede es mía? ¿Cuánto de mi pensamiento ha colaborado que esto sea así? Tanto en la sociedad como en mis relaciones personales.

Cuando esta semana vivamos una situación que creamos ajena a nosotros, revisemos lo que hemos pensado de ella y no demoraremos en respondernos.

Y tampoco demoremos en buscar nuevos pensamientos más amorosos, que comiencen a crear el cambio que queremos ver.

Lo que pienso, crea mi realidad. Ni más ni menos.

Y si la realidad no me gusta, ya sabemos por dónde empezar.
Publicar un comentario