lunes, 8 de octubre de 2012

MASCOTAS PELIGROSAS

Hoy vamos a hablar de algunas mascotas que no se deberían tener en el hogar, y que por muy raro que parezca, hay quien las tiene. Las mascotas ideales para tener en nuestro hogar son las llamadas domésticas, perros, gatos, roedores y cualesquiera que tengan un carácter dócil y tranquilo, siempre y cuando su tenencia no repercuta negativamente en la especie o en el animal en concreto.


Una de esas mascotas que no se debería tener en casa son los caimanes. En concreto hay un caso muy particular de una señora que tiene un caimán en un acuario desprotegido dentro de su casa. Este animal, vaga a su antojo por la casa y se le permite dormir con los pequeños. Además el caimán convive con un gato. Esta mujer está muy segura de la docilidad de su mascota, pero el caso es que si se equivoca, el precio a pagar será muy caro y en ningún caso podría culparse al animal pues no es apto para la convivencia con humanos.

Otra de las mascotas usadas por algunos como compañeros son las hienas. Estos animales considerados como potencialmente peligrosos, a pesar de su fama de tímidas y huidizas, son considerados no aptos para la convivencia con humanos, y de hecho por esa razón es ilegal su tenencia. En Nigeria hay quien con permiso del gobierno las pasea por las calles. Tienen una dentadura capaz de quebrar huesos y a pesar de que pueden ser domesticadas, el precio por el margen de error puede ser muy caro.

La última de las mascotas que vamos a presentar son las serpientes, en concreto la pitón. Muy famosas como mascotas en todo el mundo y potencialmente mortales. Las serpientes pitón son constrictoras, es decir, matan a sus presas por asfixia y pueden llegar a ser espeluznantemente grandes. El resto de las serpientes usadas como mascotas pueden ser potencialmente peligrosas por su veneno. El hecho de que no puedan ser domesticadas implica que no podemos controlar o predecir su comportamiento por lo que es recomendable que estos animales sigan vivendo en cautividad y no en compañía de humanos.
Publicar un comentario