domingo, 27 de enero de 2013

TRUCOS PARA AYUDAR A UN PERRO QUE SE ESTA

Lo perros son muy curiosos y activos, están siempre cogiendo objetos con la boca, sea pelotas, gravas, huesos y demás. Sin embargo, muchas veces, por culpa de la euforia o un descuido, alguno de estos objetos puede deslizar para la garganta, ahogando el perro.

Si tu perro empieza a andar y correr en círculos, lleva su pata a la boca como queriendo sacar algo y parece confundido y desorientado, puede que esté con algo atragantado.

Conozca algunas técnicas útiles para ayudar tu perro en estos casos, tenga siempre en mente estos trucos, una vez que si ocurre el problema, no tendrás tiempo de buscar una web que te cuente como reaccionar.

Los principales síntomas de atragantamiento en un perro son llevar constantemente la pata a la boca, tos, babeos, vómitos, dificultad para respirar, las encías y bocas azuladas o blanquecinas, lloro como si estuviera sintiendo dolor, incomodidad.

Inicialmente si tu perro toser, espera unos momentos para ver si consigue expulsar el objeto preso a la garganta. Haga eso solamente si ves que tu perro puede respirar, si notas que está desesperado y no puede respirar, debes ayudarlo inmediatamente.

Debes llamar y acudir rápidamente al veterinario. Mientras eso no ocurre, lo mejor que puedes hacer es mirar dentro de la boca de tu perro para ver el objeto que está obstruyendo su garganta. Abra su boca suavemente, mueva su lengua para un lado si necesario y mira con una linterna.

Si puedes verlo, retira con una pinza cuidadosamente el objeto. Si no puedes ver el objeto, no intentes “buscarlo” con el dedo que puedes empeorar la situación. Tampoco coloca la mano en la boca del perro si este esta en pánico ya que te puede morder accidentalmente.

Para perros pequeños y medios: Coja el animal por sus patas traseras con la cabeza para bajo. Sacúdale con la intención de que el objeto se mueva, aprovechando la gravedad.

Para perros grandes, haga lo mismo, levanta las patas traseras, pero con las patas delanteras apoyadas en el suelo, ya que no podrás cargar todo su peso.

Si aun así no consigues mover el objeto:

Para perros de hasta 20 kilos, usando la palma de tu mano, aplica 4-5 golpes fuertes entre las omoplatos del perro. En perros de más de 20 kilos, gira el perro para el lado, tumbado en el suelo, coloca la palma de tu mano en el medio del pecho del animal, aguanta por 2 segundos y suelte por un segundo. Repita de 60 a 90 veces.

Publicar un comentario