miércoles, 13 de febrero de 2013

LAS COSAS PEQUEÑAS


Quizá, el problema más grande del hombre, es que está demasiado distraído… la verdad se le escapa, a quien no presta atención, a quien no sabe escuchar y ver.


La vida se vuelve un pesar, para quien no sabe regresar a las cosas simples del vivir, la vida se vuelve una confusión, cuando no tenemos tiempo para sentarnos a contemplar, y del pesar nace el sin-sentido y de la confusión la ira.

No es entonces extraño, que las personas que más tienen, más infelices son, por que hay mas cosas que las distraen, que las pre-sobre-ocupan, que las hacen perder la capacidad humana de disfrutar las pequeñeces de la vida.

Creo que la existencia del hombre esta creada para que en todo momento podamos contemplar la verdad, contemplar la belleza que nos rodea, humanizarla, y humanizarnos nosotros mismos que no es sino regresar a comprender quiénes somos, y qué buscamos, comprender, que allí donde está nuestro tesoro, allí estará también nuestro corazón.
Publicar un comentario