domingo, 17 de marzo de 2013

PASO A PASO FACIL PARA LIMPIAR UN ACUARIO O PECERA CORRACTAMENTE

Los peces son mascotas ideales para quien no puede dedicar demasiada atención y tiempo a un animal. Pese a que no sean cariñosos, no jueguen con nosotros, ni hagan “fiesta” cuando volvemos a casa, los peces son capaces de iluminar con mucha vida cualquier ambiente, llevando una gran belleza al hogar.


Aunque exijan poco mantenimiento y escasos cuidados, uno de las reglas básicas para mantener los peces sanos y felices es la limpieza de la pecera o acuario. Cuando percibas el color de la pecera distinto de lo normal, con olor raro y claras condiciones de insalubridad, es hora de limpiar. Conozca, algunos consejos básicos para la limpieza de tu pecera:

Lo primero es jamás cambiar totalmente el agua de dentro de la pecera. Independientemente del tamaño de tu acuario, si tus peces son de agua dulce o salada, es recomendable siempre aprovechar cierta cantidad del agua antiguo y mezclarlo con la nueva. Así, los peces no sufrirán un choque tan brusco con los cambios, temperatura, nutrientes, ph y demás, capaz incluso de provocar su muerte.

Para las peceras pequeñas, como las de peces Betta, retira los peces con cuidado, con la ayuda de un red o herramienta similar y transfiera para un recipiente con el agua antiguo. Lava todo el acuario con agua y jabón. No te olvides dar atención a las paredes y quitar todo la suciedad impregnada. Debes también lavar las piedras y demás adornos o cambiar por unos nuevos. Enjagua bien.

Llena la pecera hasta la mitad con agua nueva, coloca nuevamente los peces dentro con el agua antigua. Listo.

Si tu pecera es grande, compra una esponja con un extensor, y limpia los cristales de la parte de dentro. La suciedad irá reposar en el fondo del acuario. Con una aspiradora apropiada, retira los vestigios. Todo ello será realizado con los peces dentro del acuario.

Una vez al año, puedes lavar todo el acuario. Esta operación es parecida a montar de nuevo tu acuario. Retira toda el agua, los peces y haga una limpieza completa, con detergentes propios, comprados en tiendas especializadas. Añade los peces con el agua antiguo; solamente 20% del agua deberá ser de agua nueva.
Publicar un comentario