miércoles, 21 de agosto de 2013

SER AMABLE

No me digas que no te gusta ser tenido por simpático, porque no te lo voy a creer. Si no lo eres, voy a darte unos pocos medios para conseguirlo:


Muéstrate agradable cuando te sientas inclinado a estar de mal humor.

Escucha con alegría a los que te hablan de sus problemas, aún cuando tú tengas mayores que ellos.

Hazte cargo de las tareas que los demás rehúsan y tratan de evadir; aun cuando para ello debas postergar tus gustos,

Habla siempre bien de todos; pero en particular de aquella persona que en tu presencia es criticada.

Mira siempre el lado bueno de las cosas y sobre todo de las personas, y trata de hacer resaltar precisamente el lado bueno de todo y sobre todo de todos.

Laméntate menos y actúa más; el éxito y el triunfo no es de los que hablan, sino de los que hacen.

“¿Hay entre vosotros quien tenga sabiduría o experiencia? Que muestre por su buena conducta las obras hechas con la dulzura de la sabiduría. .. La sabiduría que viene de lo alto es en primer lugar pura, además pacifica, complaciente, dócil, llena de compasión y buenos frutos, sin hipocresía. Frutos de justicia se siembran en la paz, para los que procuran la paz”
Publicar un comentario