domingo, 29 de septiembre de 2013

MEJORES CONSEJOS PARA EVITAR QUE TU PERRO SEA ROBADO O PERDIDO

No hay nada más triste que encontrar carteles por el barrio de mascotas perdidas. Así como la llegada de un perro en nuestra vida es una alegría, tener que afrontar alguna situación en que la mascota se haya perdido o haya sido robada es realmente complicada.


Tener una mascota exige ciertos cuidados especiales y bastante tiempo. El suelo de un perro necesita siempre reservar un momento de su día para dar cariño y atención a su mascota y sobre todo estar pendiente sobre su seguridad y bienestar. Por más que cuides de tu animal hay posibilidades de perderle e incluso que caiga en manos de personas malintencionadas.

Para evitar la tristeza de que una mascota se pierda o sea robada y jamás vuelva a tu hogar, te dejo con algunos consejos interesantes para evitar esta situación:

Chapa de identificación: es imprescindible que el perro leve siempre consigo la chapa con su nombre y teléfono de su dueño.

Microchip: muchos dueños optan por la implantación de microchips, en caso de que huya, será fácilmente identificado y devuelto a su dueño. Esta es una buena opción para cuando se pierde un animal, pero el propósito es que no llegue a esta situación; durante su escapada puede ser herido por otros perros, atropellado, ser maltratado, etc.

Collar: asegúrate que el collar y correa con que paseas tu mascota son de buena calidad y están en buen estado. Muchas veces los perros se pierden por el cierre de estos accesorios no cumplen su papel y acaban dejando que el perro escape. Asegúrate también que las medidas son adecuadas para el tamaño de tu perro.

No dejes la puerta de tu casa abierta, aunque el perro esté acostumbrado a dar unas vueltas por el barrio solo. Un perro puede encontrar, por ejemplo, una hembra en celos, e seguirla hasta muy lejos de tu casa y no saber volver.

Al pasear tu perro en coche, todo cuidado es poco. Preferencialmente el animal debe ser transportado en una transportin apropiado. Caso no sea posible, lleva el perro en el asiento trasero con un cinturón propio del tamaño del animal. Cuidado al mantener las ventanas siempre cerradas, sobre todo al parar el coche para echar gasolina, en semáforos, etc.
Publicar un comentario