sábado, 19 de abril de 2014

¡UNA CAMARERA ESTA POR CUMPLIR 100 AÑOS!

Se trata de Dolly Saville, la tátarabuela de 99 años, quien trabaja en el Hotel Red Lion de Wendover, Bucks, Inglaterra, y aún no tiene pensado dejar de hacerlo. Ejemplo al esfuerzo y la dedicación, ¡sirve cervezas hace 74 años! ¿Te preguntas si ella está cansada de su empleo? Para nada: “Me encanta mi trabajo y me encanta la gente, me mantiene viva y es mejor que estar sentada”, aseguró con orgullo.
Dolly, una de las ancianas más simpáticas del mundo, entró a trabajar al bar cuando tenía 26 años, hace mucho tiempo… En ese entonces el Rey Jorge VI estaba en el trono de Gran Bretaña, Winston Churchill era el Primer Ministro y el país estaba inmerso en la Segunda Guerra Mundial.
En las últimas siete décadas supo atender a importantes figuras como Pierce Brosnan, Ted Heath, Stanley Matthews, Vera Lynn, Margot Fonteyn y Elizabeth Taylor. Hasta hace seis años seguía trabajando al menos seis horas al día, seis días a la semana y sólo ha faltado una vez durante dos semanas, por encontrarse enferma. Ahora redujo su trabajo a tres turnos por semana, sí, una vaga total…
“Nunca pensé que iba a estar aquí tanto tiempo, pero he disfrutado cada minuto. Mi familia sigue preguntando si quiero parar, pero no tengo planes de retirarme”, expresó Dolly, más joven que nunca, y agregó: “Mi jefe es muy bueno y si me pidiera que trabajara un turno extra, yo diría que sí, ya que ha sido muy amable conmigo”. ¡Increíble! Y sí, después de 74 años la única opción que hay es llevarse bien con el jefe. ¡Aplausos para la abuela!


Publicar un comentario