martes, 11 de noviembre de 2014

PAGAR PARA PASAR LAS VACACIONES EN PRISION.

¿Aburrido de pasar todos los veranos en la playa? Una alternativa original puede ser reemplazar un confortable hotel por una cárcel del Lejano Oeste.


Ambientado como las clásicas películas de cowboys, esta cárcel ubicada en Montana, EE.UU. ofrece todas las molestias que lo harán sentirse un villano de película o un héroe injustamente detenido. Pero, a no engañarse: las camas tienen colchón y hasta le permitirá dormir con el resto de su familia.
Las llaves de la celda tampoco son muy confiables, ya que el aviso que publicita este extraño alojamiento sugiere aprovechar el día para salir de excursión por Anaconda, tal el nombre del pueblo, ir a esquiar y hasta jugar al golf, todas actividades raramente vistas en películas del Far West.

El costo de veranear detrás de los barrotes es de 245 dólares la noche. No incluye los tragos en el Saloon ni duelos de pistolas con otros turistas. Pero eso sí, el sheriff le trae el desayuno a la cama.


Publicar un comentario