sábado, 16 de mayo de 2015

¿LOS PERROS TAMBIEN TIENEN ALERGIA AL POLEN?

Si no tienes alergia, también la notas, porque tus compañeros de al rededor están estornudando todo el rato. Pañuelos, gotas para los ojos, antihistamínicos e inhaladores son muy frecuentes en esta época del año. Pero, ¿Qué pasa con las mascotas? ¿Crees que no sufren la primavera? Pues estás muy equivocado.

Los perros también pueden tener alergia al polen. Al ser un ser de la naturaleza, creemos que no hay nada que pueda con ellos, pero es mentira. Así, tienes que estar atento a alguno de los síntomas. Por ejemplo, algunos de los más frecuentes son las rojeces de la piel, así como los picores. Si ves que se rascan, comprueba dos cosas: que no sean pulgas o parásitos, o si es la alergia. Por supuesto, en estos casos lo mejor es consultar a un veterinario.


Los picores pueden afectar a todo el cuerpo, pero es bastante frecuente que se rasquen las axilas, o se laman, porque es la parte más delicada de un perro. También, igual que a los humanos, les puede afectar en los ojos, o en los oídos. ¿Se puede tratar estas alergias? No se suele dar pastillas o antihistamínicos, así que no intentes darle ninguna de las tuyas, porque eso es peligroso. Consulta primera al veterinario.

Podemos intentar evitar las alergias. Para ello, debemos estar atentos constantemente a las patas y a las almohadillas, porque son lugares donde se puede adherir el polen, y luego los perros, al rascarse, lo empeoran mucho más. Además, como cuando ya es primavera suele hacer calor, se puede aprovechar para bañar a nuestra mascota, para así, refrescarlos también para el calor. Ante todo, hay que alejar a los perros de las zonas donde haya más polen, pero también más vegetación, y esto es fundamental para que luego no les afecte de más. ¿Y tú? ¿Te has dado cuenta de si tu perro tiene alergia?
Publicar un comentario