lunes, 8 de junio de 2015

QUE NO TE ENGAÑEN: 11 PRODUCTOS LIGHT QUE NO LO SON TANTO.

 Cuando hacemos una dieta, tendemos a pasarnos con los productos light, pensando que son más sanos, o que tienen menos azúcares, cuando no tiene por qué ser verdad. Por eso, te desmontamos algunos mitos sobre productos light que igual no lo son tanto.
Mayonesa

La mayonesa es uno de los productos light de los que más abusan cuando uno está a dieta, cuando en realidad, la diferencia con el producto que no es light apenas se nota.

El problema de todo esto es precisamente que al creer que es light, solemos tender a comer más, porque creemos que es más ligero, cuando en realidad, al final consumimos más calorías de las que debiéramos. Así que en cuestión de ensaladas, lo mejor es ser natural y seguir una dieta natural. Es decir, todo lo que no exista en la naturaleza, evitar consumirlo durante un tiempo.
Yogures

También se suele recurrir mucho a los yogures cuando estamos a dieta. Porque sí que existen multitud de yogures bajos en calorías, que tienen todo el sabor del mundo.

Lo mejor en estos casos es intentar leer la información nutricional que hay en los envases, porque te darás cuenta de que estos yogures tienen grandes cantidades de azúcar añadido. Intenta evitarlos todo lo posible.

 Zumos

Los zumos naturales también tienen su intríngulis, precisamente porque creemos que son muy naturales. Pero los zumos que son envasados son también todo un peligro para nuestra dieta, por toda la cantidad de azúcares que suelen tener.

Por ello, intenta por lo menos no consumir los alimentos que están envasados, sino que por lo menos, estén hechos de una forma fresca y natural, es decir, con fruta de verdad, y sin conservantes ni colorantes
 Chocolates

Los chocolates suelen también tener una versión light, de la que deberíamos prescindir. Si te fijas en la etiqueta, sus valores nutricionales no suelen ser demasiado bajos, por lo que estaremos consumiendo también calorías de más.

Lo peor de todo es que existe una alternativa mucho más saludable: el chocolate negro. Si comparas los dos productos, es posible que el chocolate negro sea todo un sustitutivo de tabletas de otros chocolates, y que en realidad, te convengan mucho más.
 Patatas fritas

Sí, también vemos que hay patatas fritas light de bolsa, pero esto es todo un mito, porque prácticamente no existen. Puede que el aceite que se haya usado para freír estas patatas no sea el mismo, pero con los productos light, tendemos sobre todo a comer más cantidad.

Así que dejémonos de tantos productos light, que lo mejor es restringirnos y no consumir productos que tienen muchas grasas saturadas, como es el caso de las patatas fritas.
 Cualquier otra salsa

Sí, las salsas suponen un peligro, porque es lo que más engorda. Y es que esto implica ir picando y picando, de aperitivos que no son tan necesarios, porque los aperitivos sirven para matar el tiempo.

Así, aunque el aperitivo sea saludable, como unos palitos de zanahoria, o algo de apio, la salsa no lo es, y eso conlleva un consumo menos moderado de las calorías y del alimento en sí. Es verdad que existen salsas light, o más ligeras, pero también suelen ser un mito, porque no suelen tener una gran diferencia, y pierde mucho el sabor.
 Cacao soluble

Nos gusta empezar por las mañanas con algo dulce, por lo que el cacao soluble es una buena opción. Pero a la hora de verlo en el supermercado, estamos tentados a comprar ese de esa marca tan famosa, que se supone que es light.

Ya te lo avisamos: en lo que se refiere al chocolate, no suele haber un sustitutivo, salvo el chocolate negro. Y créenos: el chocolate negro en polvo no tiene por qué ser soluble, y no le da un buen sabor a nuestra leche. Así que deja de buscar tantos alimentos light con tanto ahínco, que luego resultan todos ser una farsa.
 Quesitos light

Está demostrado: mientras que un quesito normal puede tener 26,2 calorías, un quesito light tiene 25,8. ¿Te compensa perder todo el sabor que pierdes al comer un quesito light, solo por esas miserables 0,3 calorías? Probablemente no.

Entonces, no te engañes. Efectivamente, es un producto light, porque tiene menos calorías, pero no influye demasiado en tu peso, o en tu dieta, porque no es algo que comas de forma masiva.
 Pan

Sí, dicen que el pan engorda, pero eso es un mito. Lo que engorda es la terrible cantidad de pan que puedes llegar a comer. Y aunque el pan sea integral, no quiere decir que sea light.

Es una diferencia fundamental, porque el pan integral no es que adelgace, sino que contiene más fibra que el pan normal, y que precisamente por eso, nos ayuda a una mejor digestión, pero eso no quiere decir que adelgace más, sino que suele ser más sano.

Así que si quieres adelgazar, puedes sustituir el pan por el pan integral, pero también debes intentar reducir su ingesta, a un par de rebanadas, y no comerlo durante todos los días.
 Cereales

Hay muchos cereales que presumen de ser útiles para adelgazar. Como siempre, depende de la cantidad que tomemos, porque si miramos los valores nutricionales, nos encontraremos con un montón de proteínas, y también de azúcares que realmente no nos ayudarán adelgazar, aunque comamos ese bol de cereales durante todo el día.

Y encima no compensa nada, porque luego resulta que son de lo más sosos, y un trozo de cartón despedazado probablemente tenga mayor valor energético, pero también mejor sabor. 
Margarina

La margarina es el demonio de las dietas: pensando que suele ser más sana que la mantequilla, muchas personas la utilizan para todo. Así pues, no existe ningún sustitutivo para esto, y encima, puede ser perjudicial.

¿La solución? Eliminarlo de la dieta YA. Y utilizar para lo estrictamente necesario, el aceite de oliva.


Publicar un comentario