sábado, 25 de julio de 2015

COMO EVITAR EL MAL OLOR DE LA ASPIRADORA


Seguro que tú también lo has notado de vez en cuando, y cuando pasas la aspiradora tiendes a pasarlo mal. Se debe al mal olor que expulsa el aparato, y esto puede deberse a que los filtros están obstruidos, o que le hace falta un cambio de bolsa. Si ya lo has intentado, y sigue sin arreglarse, prueba estos trucos.
La aspiradora es un aparato importante en nuestra casa, porque se deshace de cada mota de polvo, esté en el rincón que esté. Sin embargo, puede que hayamos notado alguna de esas veces que hemos limpiado la casa, que la aspiradora emite por la rendija un olor fuerte y bastante malo. Es la suciedad que se ha ido acumulando.

Cuando pasa esto, lo primero que debes hacer es ver si la bolsa está llena. También es posible que una de las causas del mal olor sea el pelo de tu mascota, o algún alimento húmedo que se haya colado. En cualquiera de estos casos, el cambio de bolsa puede arreglar esto. Pero si no es suficiente, debes proceder a limpiar el filtro.
En estos casos, algunas aspiradoras son totalmente desmontables, y el filtro por donde sale el olor también puede estropearse, o puede acumularse ahí algunos deshechos que había en nuestro suelo. Revisa todas las piezas, desde los tubos hasta las boquillas, por si hay algo pudriéndose, que pueda provocar el mal olor.


Debes saber que existen bolsas especializadas para evitar estos malos olores, pero también puedes recurrir a algunos remedios caseros, como empapaar un algodón con un poco de aceite con esencia, y meterla en la bolsa. Absorberá los olores, y despedirá un olor más fresco. También puedes cambiarlo por bicarbonato, que suele funcionar para hacer la misma función. En otras ocasiones, se puede meter en la bolsa una toallita en vez de un algodón, porque así, el olor que emita la aspiradora será más notorio y con la fragancia que hayamos escogido.

Publicar un comentario