sábado, 3 de octubre de 2015

EL CALLEJON DEL MUERTO

CORRIA EL AÑO DE 1600 Y A LA CAPITAL DE LA NUEVA ESPAÑA CONTINUABA LLEGANDO MERCADERES, AVENTUREROS  Y NO POCO FELONES, GENTES DE ROMPE Y RAZGA QUE VENIAN AL NUEVO MUNDOCON EL FIN DE ENRIQUECERSE COMO LO HABIAN HECHO LOS CONQUISTADORES. UNO DE ESOS HOMBRES QUE LLEGABA A LA CAPITAL DE LA NUEVA ESPAÑA CON EL FIN DE DEDICARE AL COMERCIO, FUE DON TRISTAN DE ALZUCER QUE TENIA UN NEGOCIO DE VIVERES Y GENEROS EN LAS ISLAS FILIPINAS, PERO YA POR FALTA DE BUEN NEGOCIO O POR QUERER ABRIRLE BUEN CAMINO EN LA CAPITAL A SU HIJO DEL MISMO NOMBRE, ARRIBO CIERTO DIA DE AQUEL AÑO A LA CIUDAD DE MEXICO.
     DESPUES DE RECORRER ALGUNOS BARRIOS DE LA ANTIGUA TENOCHTITLAN DON TRISTAN DE ALZUCER SE FUE A RADICAR A UNA CASA DE LA MEDIANIA ALLA POR EL RUMBO DE TLALTELOLCO Y ALLI MISMO INSTALO SU COMERCIO QUE ATENDIA CON LA AYUDA DE SU HIJO UN RECIO MOCETON DE BUEN TALANTE Y ALEGRE CARÁCTER.
     TENIA ESTE DON TRISTAN DE ALZUCER AUN BUEN AMIGO Y CONSEJERO, EN LA PERSONA DE SU ILUSTRISIMA , EL ARXOBISPO DON FRAY GARCIA DE SANTA MARIA MENDOZA, QUIEN SOLIA VISITARLO EN SU COMERCIO PARA CONVERSAR DE LAS COSAS DE LAS FILIPINAS Y LA TIERRA HISPANA, PUES ERAN NACIDOS EN EL MISMO PUEBLO. ALLI PLATICABAN AK SABOR DE UN BUEN VINO Y DE LOS RELATOS QUE DE LAS ISLAS DEL PACIFICO CONTABA EL COMERCIANTE.
     TODO IBA VIENTO A POPA EN EL COMERCIO QUE EL TAL DON TRISTAN DECIDIO AMPLIAR Y DARLE VARIEDAD, PARA LO CUAL ENVIO A SU JOVEN HIJO A LA VILLA RICA DE LA VERA CRUZ Y A LAS COSTAS MALSANAS DE LA REGION DE MAS AL SURESTE.
     QUISO LA MALA SUERTE QUE ENFERMARA TRISTAN CHICO Y LLEGARA A TAL GRADO SU ENFERMEDAD QUE SE TEMIO POR SU VIDA. ASI LO DIJERON LOS MENSAJEROS DE DON TRISTAN QUE ERA IMPOSIBLE TRASLADAR AL ENFERMO EN EL ESTADO EN QUE SE HALLABA Y QUE SERIA COSA DE MEDICINAS ADECUADAS Y DE UN MILAGRO, PARA QUE EL JOVEN ENFERMO SE SALVARA.
     HENCHIDO DE DOLOR POR LA ENFERMEDAD DE SU HIJO, Y TEMIENDO QUE MURIESE, DON TRISTAN DE ALZUCER SE ARRODILLO ANTE LA IMAGEN DE LA VIRGEN Y PROMETIO IR CAMINANDO HASTA EL SGRARIO DEL CERRITO SI SU HIJO SE ALIVIABA Y PODIA REGRESAR A SU LADO.
     SEMANAS MAS TARDE EL MUCHACHO ENTRABA A LA CASA DE SU PADRE, PALIDO, CONVALESCIENTE, PERO VIVO Y SU PADRE FELIZ LO ESTRECHO ENTRE SUS BRAZOS.
VINIERON TIEMPOS DE BONANZA, EL COMERCIO CAMINABA CON LA ANTENCION ESMERADA DE PADRE E HIJO Y CON ESTO, SON TRISTAN SE OLVIDO DE SU PROMESA, AUNQUE DE CUANDO EN CUANDO, SOBRE TODO POR LAS NOCHES EN QUE CONTABA Y RECONTABA SUS GANANCIAS, UNA ESPECIE DE REMORDIMIENTO LE INVADIA EL ALMA AL RECORDAR LA PROMESA HECHA A LA VIRGEN.
      AL FIN UN DIA ENVOLVIO CUIDADOSAMENTE UN PAR DE BOTELLAS DE BUEN VINO Y SE FUE A VISITAR A SU AMIGO Y CONSEJERO EL ARZOBISPO GARCIA DE SANTA MARIA MENDOZA, PARA HABLARLE DE SUS REMORDIMIENTOS, LA FALTA DE CUMPLIMIENTO A LA PROMESA HECHA A LA VIRGEN DE LO QUE SERIA CONVENIENTE HACER, YA QUE DE TODOS MODOS LE HABIA DADO LAS GRACIAS A LA VIRGEN REZANDO POR EL ALIVIO DE SU VASTAGO.
    - BASTARA CON ESO,- DIJO EL ARZOBISPO-, SI HABEIS REZADO A LA VIRGEN DÁNDOLE LAS GRACIAS, PIENSO QUE NO HAY NECESIDAD DE CUMPLIR LO PROMETIDO.
     DON TRISTAN DE ALZUCER SALIO DE LA CASA ARZOBISPAL MUY COMPLACIDO, VOLVIO A SU CASA, AL TRABAJO Y AL OLVIDO DE AQUELLA PROMESA DE LA CUAL LO HABIA DESONERADO EL ARZOBISPO.
      MAS HE AQUÍ QUE UN DIA, APENAS AMANECIDO LA MONTAÑA, EL ARZOBISPO FRAY GARCIA DE SANTA MARIA DE MENDOZA, IBA POR LA CALLE DE LA MISERICORDIA, CUANDO SE TOPO  A SU VIEJO AMIGO DON TRISTAN DE ALZUCER, OJEROSO, CADAVERICO Y CON UNA TUNICA BLANCA QUE LO ENVOLVIA, CAMINABA REZANDO CON UNA VELA ENCENDIDA EN LA MANO DERECHA, MIENTRAS SU ENFLAQUECIDA Y SINIESTRA MANO IZQUIERDA DESCANSABA SOBRE SU PECHO.
      EL ARZOBISPO LE RECONOCIO ENSEGUIDA, Y AUNQUE ESTABA MAS PALIDO Y DELAGADO QUE LA ULTIMA VEZ QUE SÉ HABIAN VISTO, SE ACERCO PARA PREGUNTARLE.
- ¿ A DONDE VAIS A ESTAS HORAS, AMIGO TRISTAN ALZUCER?-.
-      A CUMPLIR CON LA PROMESA DE IR A DARLE GRACIAS A LA VIRGEN-. RESPONDIO CON VOZ CASCADA, HUECA Y TENEBROSA.
NO DIJO MAS Y EL ARZOBISPO LO MIRO EXTRAÑADO DE PAGAR LA MANDA, AUN CUANDO ÉL LO HABIA RELEVADO DE TAL OBLIGACION.
     ESA MISMA NOCHE EL ARZOBISPO DECIDIO IR A VISITAR A SU AMIGO, PARA PEDIRLE QUE LE EXPLICARA EL MOTIVO POR EL CUAL HABIA DECIDIDO IR A PAGAR LA MANDA HASTA EL SANTUARIO DE LA VIRGEN EN EL LEJANO CERRITO Y LO ENCONTRO TENDIDO, MUERTO, ACOSTADO ENTRE CUATRO CIRIOS, MIENTRAS SU JOVEN HIJO TRISTAN LLORABA ANTE EL CADAVER CON GRAN PENA.
      CON MUCHO ASOMBRO DEL ARZOBISPO VIO QUE EL SUDARIO CON QUE HABIAN ENVUELTO AL MUERTO, ERA IDENTICO AL QUE LE VIERA VESTIR ESA MAÑANA Y QUE LA VELA QUE SOSTENIAN SUS AGARROTADOS DEDOS, TAMBIEN ERA LA MISMA.
-      MI PADRE MURIO AL AMANECER- DIJO EL HIJO ENTRE LLOROS Y GEMIDOS DOLOROSOS, PERO ANTES DIJO QUE DEBIA PAGAR NO SÉ QUE PROMESA A LA VIRGEN.
ESTO ACABO DE COMPROBAR AL ARZOBISPO QUE DON TRISTAN ALSUCER ESTABA MUERTO CUANDO DIJO HABERLO VISTO POR LA CALLE DE LA MISERICORDIA.
     ÉL ANIMO DEL ARZOBISPO SÉ PRENDIO DE DUDA, LA CULPA DE QUE AQUELLA ALMA HUBIESE REGRESADO AL MUNDO PARA PAGAR UNA PROMESA QUE EL HABIA DICHO QUE NO ERA NECESARIO CUMPLIR.
    PASARON LOS AÑOS….
TRSITAN EL HIJO DE AQUEL MUERTO LLEGADO DE LAS FILIPINAS SE CASO Y SE MARCHO DE LA NUEVA ESPAÑA HACIA LA NUEVA GALICIA.
PERO EL ALMA DE SU PADRE CONTINUO HASTA TERMINADO EL SIGLO, DEAMBULANDO CON UNA VELA ENCENDIDA, CUBIERTO CON EL SADUARIO AMARILLENTO Y CARCOMIDO.

DESDE ENTONCES, EL VULGO LLAMO A LA CALLEJA DE ESTA HISTORIA, EL CALLEJON DEL MUERTO, ES LA MISMA QUE ANDANDO EL TIEMPO FUERA BAUTIZADA COMO REPUBLICA DOMINICANA.





Publicar un comentario