martes, 24 de noviembre de 2015

EL CHARRO DEL CANTIL

JUANELO VOLVIÓ A ACAPARAR LA ATENCIÓN DE LOS PRESENTES EN AQUELLA REUNIÓN.
EN XOCHIMILCO, COMO EN TANTAS OTRAS POBLACIONES MEXICANAS, ÚNICAMENTE ALGUNAS PERSONAS PUEDEN VER CIERTAS COSAS QUE EL RESTO NO SE IMAGINA. DICEN LOS VIEJOS: ELLOS SÍ TIENEN SOMBRA PAR VER, TÚ NO. AL ATARDECER, BAJO LAS FRONDAS DE LOS ÁRBOLES, EN ALGÚN LUGAR SOLITARIO, SE IMAGINAN FIGURAS FANTASMALES DE NEBLINA O NUBE. A VECES SE PREGUNTAN ENTRE SÍ: ¡LA VISTE? ¡A ESA SOMBRA BLANCA QUE NOS VIENE SIGUIENDO!. Y EL CHARRO, EL MISMO PERSONAJE DEL PUENTE BLANCO DEL PUEBLO DE SANTIAGO TEPALCATLALPAN Y LA NORIA, DE SOMBRERO GALONEADO Y BOTONADURA DE PLATA, A CABALLO, APARECIÓ GALANTE EN EL CANTIL DE LA CARRETERA VIEJA A CUERNAVACA.
EL CANTIL DESPARRAMABA SUS PIEDRAS POR UNA BARRANCA QUE DESCIENDE HASTA LOS TERRENOS DE LOS PUEBLOS DE SAN MATEO XALPA Y SANTIAGO TEPALCATLALPAN, XOCHIMILCO. A ORILLAS DE ESTE TRAMO DE LA CARRETERA, SE LEVANTÓ UNA BARDA DE PIEDRA DE CANTERA COMO GUARNICIÓN PREVENTIVA PARA PROTEGER A LOS CONDUCTORES, PUES YA MUCHOS HABÍAN CAÍDO AL VOLADERO ENTREGADO SU ALMA AL DIABLO.
EN ESE SITIO EXISTE UN MIRADOR DESDE DONDE SE APRECIA EL HORIZONTE TRANSPARENTE DE FEBRERO; EL CERRO DE XOCHITEPEC, EL COLEGIO MILITAR Y LOS CAMELLONES DE TLALPAN Y XOCHIMILCO. PERO TAMBIÉN ALLÍ SE RESPIRA AIRE DE MISTERIO, POR AHÍ VOLABAN LAS TLAHUPOCHAS.
ENFRENTE ESTÁ UN CERRO DESGAJADO QUE MUESTRA LA CANTERA BLANCA DE LAS MINAS DONDE LOS INGENIEROS CONSTRUCTORES DE LA CARRETERA HALLARON PLANCHAS DE PLATA QUE LES POSIBILITARON TERMINAR LA OBRA HASTA CUERNAVACA. LÁSTIMA QUE LA VETA NO ERA NATURAL, FUE UN OBSEQUIO DEL DIABLO CONVERTIDO EN CHARRO.
AL RAYAR EL SOL DEL ATARDECER., EL DIABLO, DISFRAZADO DE CHARRO, APARECÍA EN LA LADERA DEL CERRO. CON UN SIMPLE ADEMÁN PROVOCABA AVALANCHAS DE CASCAJO, UNA TRAS OTRA, DERRUMBANDO TRAMOS DE LA CARRETERA, HASTA QUE, PASANDO UN TIEMPO, LOS INGENIEROS SE ENTREVISTARON CON ÉL Y LE PIDIERON QUE NO LO HICIERA ESO, LE EXPLICARON QUE LA CARRETERA ERA INDISPENSABLE PARA COMUNICAR A LA CAPITAL CON EL EDO. DE MORELOS. EL CHARRO REÍA Y AFIRMABA QUE ESOS CERROS FORMABAN PARTE DE SU TERRITORIO Y QUE NADIE PASARÍA, SALVO QUE RECIBIERAN LAS ALMAS DE UNA CANTIDAD INDETERMINADA DE VIAJEROS QUE POR ALLÍ TRANSITARAN. LOS INGENIEROS ESTUVIERON DE ACUERDO Y FIRMARON CON SANGRE EL PACTO.
TENDIDA LA CINTA DE ASFALTO EN EL CANTIL, FUERON MUCHOS LOS CONDUCTORES QUE AL VER AL CHARRO GALONEANDO, 'ARADO A LA MITAD DEL CAMINO, E INTENTAR ESQUIVARLO SE IBAN AL VOLADERO. QUIENES LOGRARON SALVARSE, AFIRMAN QUE SENTÍAN COMO SI LES JALARAN EL CARRO Y NO PUDIERAN CONTROLAR AL VOLANTE.
CUANDO EL DIABLO SATISFIZO SU SED DE ALMAS, LOS AUTOMÓVILES Y AUTOBUSES YA NO RODARON MÁS POR LA BARRANCA.
ELLO ME LO CONTÓ UN VECINO DEL PUEBLO DE SANTIAGO TEPALCATLALPAN, PROSIGUIÓ JUANELO, SENTADOS A LA SOMBRA DE LOS DURAZNOS, MIENTRAS ARRIBA ZUMBABAN LOS MOTORES DE LOS AUTOMÓVILES QUE CORRÍAN POR LAS CURVAS DEL CANTIL.
 



Publicar un comentario