miércoles, 16 de diciembre de 2015

COMO MANEJAR LOS CAMBIOS HORMONALES.

Si pasas de la carcajada sonora al llanto más melodramático en un lapso mínimo de tiempo, probablemente tus hormonas estén revolucionando tu ánimo. Pero no te preocupes, esos vaivenes son normales, sobre todo en momentos específicos, como en la adolescencia, el embarazo, la menopausia o, en la mayoría de los casos, en el período menstrual.
La Organización Mundial de la Salud califica como Síndrome Premenstrual (SPM) al conjunto de síntomas no solo emocionales sino también físicos que afecta a millones de mujeres durante su ciclo menstrual. Los expertos dan una serie de recomendaciones para apaciguar el desbalance hormonal y evitar esos cambios de humor, molestias abdominales, insomnio o dolor de cabeza, que alteran tu calidad de vida mes a mes.

Ejercicio físico
Cuando movemos el cuerpo segregamos unas hormonas llamadas endorfinas, que se relacionan con el bienestar mental y corporal; por eso la actividad física levanta el ánimo y aminora la tensión y el estrés. Si el SPM afecta tu bienestar, programa algún tipo de deporte para practicarlo con moderación.

 Dieta equilibrada
Los especialistas recomiendan eliminar aquellos productos que pueden causar cambios de humor, tales como el café, la sal, el alcohol y los azúcares. En la lista de sustancias poco beneficiosas se suman el vino y los quesos curados, que tienden a provocar dolores de cabeza. En estos días, además, aumenta la ingesta de agua y procura comer porciones más reducidas en intervalos de tres o cuatro horas.

 Suplementos vitamínicos
Un ensayo publicado por el ‘American Journa of Clinical Nutrition’ establece que las mujeres que opta por la vitamina B presentan menos riesgo de padecer el síndrome. Otras sustancias recomendadas para combatir la fatiga o la depresión son el magnesio, la vitamina C o la vitamina A.

 Productos hormonales
La medicina te ofrece sustancias químicas que logran enderezar el desequilibrio a través de productos hormonales (uno de los más usados es la píldora anticonceptiva). Consulta a tu médico por las opciones disponibles si los síntomas persisten.

 Terapia
Existen distintos tratamientos que ayudan a desvelar las causas de esos cambios repentinos de humor que el síndrome premenstrual agudiza. Y gracias al uso de diversas herramientas podrás encontrar respuestas alternativas a esas actitudes que te desequilibran.


Además de estas medidas, recuerda que es fundamental entender a tu propio cuerpo. Si estás alerta, sabrás identificar y racionalizar las causas de tu desánimo y, probablemente un largo paseo, un baño de burbujas o una buena canción, te ayudarán a plantarle cara al baile de hormonas de cada mes.
Publicar un comentario