martes, 22 de marzo de 2016

TODO LISTO PARA VIVIR LA PASIÓN EN IZTAPALAPA.

Ariel Estrella Luna, es un adolescente que vive en la delegación Iztapalapa desde hace ya 18 años y en este 2016 representará a Jesucristo en las celebraciones de Semana Santa, lo cuál es un gran reto físico y emocional porque las jornadas de ensayo y poco sueño son largas.

 Sin ninguna dieta especial u horas en un gimnasio, Ariel se encomienda a la fe para solventar lo difícil del papel principal en la celebración, pues estará expuesto a la deshidratación, el hambre y el agotamiento, con tal de llevar consciencia a las familias que acudan a la representación.

 “Pues no difícil, yo creo que la fuerza es mental, yo creo que cualquiera puede tener músculos y todo, pero si su fuerza mental está débil pues hasta donde vas a llegar, yo creo que la fuerza es mental y más que nada mi preparación es esa.”

 “Pues muy feliz y aparte me encanta lo que son mis actividades, mis ensayos obviamente siempre me acompañan a donde quiera que yo voy y pues me siento muy feliz y ansioso ya obviamente de qye ya vengan los días pero también pues nostalgia de que se van a terminar los ensayos y todo eso y mis compañeros.”

 Con gran simpatía, Ariel Estrella afirma que su familia se encuentra muy feliz por representar a “Cristo”, debido a que es un papel muy peleado entre los jóvenes de la demarcación.

 Por otra parte, Bianibeeu Othadewi Madrid López, tiene uno de los personajes más emocionales de Semana Santa, la Virgen María.

Con 19 años de edad detalla que su personaje es muy complicado porque es una mujer que está viendo morir a su hijo, pero a la vez está teniendo el valor de enfrentar la voluntad que le manda Dios.

 “Pues mi personaje es una mujer que está sintiendo el dolor de ver morir a su hijo, pero a la vez está teniendo el valor de aceptar la voluntad que le manda Dios.”

 “Pues me preparo espiritualmente, voy al santuario, intento participar de las misas las celebraciones para hacer este papel, más que nada algo que se sienta que pueda transmitir a la gente y no algo que nada más se vea superficial.”

 Finalmente detalló que Semana Santa representa una gota de esperanza para las familias de Iztapalapa porque años atrás se produjo un milagro entre la población que los salvó de un brote de cólera, por ello al hacer la representación el agradecimiento es para el ser supremo que siempre se encuentra con ellos.


 JORGE BUTRÓN
Publicar un comentario