martes, 4 de octubre de 2016

CÁRCEL OFRECE PAQUETE TURÍSTICO PARA VIVIR COMO PRESO POR UN DÍA.


La cárcel colonial District Central, en Sangareddy, India, está dando a la gente la oportunidad de vivir como preso por un día, a cambio de una pequeña tarifa.

“Feel the Jail” (“Siente la cárcel”) es una iniciativa innovadora creada por el Departamento de Prisiones del distrito de Telangana, que permite a la gente experimentar la sensación de estar detenido durante un período de 24 horas.



Durante su estancia, los internos voluntarios están provistos de uniformes de la prisión, platos de aluminio, jabón, así como otras comodidades de acuerdo al manual de prisiones, y se espera que sigan las rutinas del día a día de los presos comunes, incluyendo pasar tiempo en sus celdas, y comer la comida de la cárcel.


Aunque no hay un horario de trabajo oficial para los internos visitantes, tienen que ganarse el sustento durante su estancia, por lo que cuando se les permite salir de sus celdas, están obligados a limpiar los pabellones.



Según el Director SP M Lakshmi Narasimha, quienes están dispuestos a gastar 500 rupias indias (USD 7.50) para la estadía en la cárcel de 24 horas, llegan a sentir lo que realmente significa ser un ‘khaidi’ (interno). “La persona va a experimentar todo como un prisionero real; empezando por un jabón que se hace en la cárcel, y un uniforme de prisionero khaidi, a la visita del oficial de turno noche para chequear al prisionero, todo es real “, declaró al Indian Express.

De acuerdo con el manual de la cárcel de la India, los prisioneros son despertados a las 5 am por dos guardias, y después de limpiar su celda y lavatorio, los llevan al patio interior. A las 6:30, se les da el té, y a las 7:30 se sirve un desayuno. El almuerzo se sirve 10:30-11 a.m. y se compone de una comida de la cárcel de arroz, dal y sambhar, mientras que la cena es a las 5 pm (curry, arroz, y requesón).

Los presos quedan encerrados en sus celdas a las 6 pm, y sólo se liberan de nuevo a la mañana siguiente. Para asegurarse de que nada malo les suceda, y que los internos visitantes no tengan demasiado miedo en la antigua cárcel colonial en la noche, un oficial de guardia pasa para chequearlos en forma regular.


Publicar un comentario