miércoles, 16 de noviembre de 2016

UNA MUJER COMMPLETAMENTE CIEGA TEJE SWEATERS INCREIBLES



Para aquellos que nacimos con todos nuestros sentidos en buen estado de funcionamiento, la idea de perder uno de ellos (especialmente la vista o el oído) probablemente no te haga sentir demasiado optimista. Sin embargo, hay personas que nacen sin uno o el otro (o incluso ambos) y se las arreglan más que bien sin ellos.
Incluso si pierdes la vista o el oído más adelante en la vida, como sucede a menudo con la edad, puedes consolarte en el hecho de que a fuerza de perseverancia aun puedes hacer algunas cosas sorprendentes, como la madre de la tuitera @leica_lee.


“Un suéter tejido por mi madre completamente ciega (81 años). Llevó la cuenta de cada fila que terminaba de tejer, basándose únicamente en su memoria y cálculos. No sé nada acerca de tejidos, ¡pero esto es bastante impresionante!”.


@leica_lee pasó a explicar más acerca de su madre en los comentarios: Su madre comenzó a tejer cuando era estudiante de segundo grado en la escuela primaria, cuando terminó en el hospital con fiebre escarlata. Recibió un par de agujas y lana de su propia madre, quien le enseñó a tejer. Las enfermeras elogiaban las hermosas bufandas que hizo.

Como tenía un número grande de hermanos, renunció a ir a la universidad, y en su lugar pasó a una escuela que enseña de tejido, ganchillo, y corte y confección. La mujer fue capaz de utilizar sus habilidades para hacer ropa para toda su familia.

Como alguien que alguna vez aprendió a tejer y no logró pasar de cuatro filas en mi primer intento de una bufanda, puedo decir que tejer necesita mucha concentración y perseverancia. Aún más impresionante es que la madre de @ leica_lee tuvo que aprender todo de nuevo (tejido incluido) luego de perder su vista. @leica_lee explica que su madre no quiere renunciar a nada de lo que había sido capaz de hacer antes de perder la vista a los 40 años, así que siguió haciendo de todo, incluso las tareas domésticas.


Un maravilloso ejemplo de perseverancia, y de que no importan los obstáculos; aunque puede haber algo que nos detiene, sólo tenemos que encontrar una manera de evitar cualquier impedimento en nuestro camino.
Publicar un comentario