martes, 27 de diciembre de 2016

LLENO SU CASA CON 110 ARBOLES DE NAVIDAD


Desde el exterior, en la casa de Thomas Jeromin, en Rinteln, Alemania, no se ve nada fuera de lo normal, pero como suele decirse, “lo que importa es lo que hay en el interior”, y en este caso el interior no es nada menos que espectacular: una bosque de árboles de navidad artificiales, 110 para ser exactos, decorado con la friolera de 16.000 adornos.
Hasta hace cinco años, Thomas Jeromin tenía un solo árbol de Navidad en su casa, al igual que el resto del mundo. Sin embargo, en 2012, decidió tener más, sólo para difundir el espíritu de la Navidad. La idea resultó tan bien, que el próximo año aumentó el número de árboles a 20, luego a 45, 80 y finalmente este año obtuvo su colección épica con la friolera de 110 árboles. Están literalmente en todas partes, desde la sala de estar y cocina, hasta el cuarto de baño. El único cuarto libre de árboles de la casa es el dormitorio principal, a petición de su esposa Susanne.


Como pueden imaginarse, la instalación y el decorado de más de 100 árboles de Navidad lleva un tiempo, y Jeromin confirma que este año necesitó ocho semanas para dejar su casa lista para las vacaciones de invierno. Comenzó en octubre, y pasó una semana entera simplemente bajando los árboles desde el ático. A continuación, le tomó otras siete semanas de trabajo desde la mañana hasta la tarde decorarlos con más de 16.000 adornos, cientos de luces LED, guirnaldas y coronas. Pero todo valió la pena.

Thomas es una celebridad local en Rinteln, y su casa se ha convertido en una especie de atracción turística, con vecinos que vienen especialmente para ver cómo se ve la casa llena de árboles de Navidad. Este año, Jeromin y su magnífica decoración navideña llegaron a las noticias nacionales, y la gente comenzó a enviarle más árboles de Navidad. Tenía 110 cuando lo visitó el equipo de noticias, pero en una entrevista posterior, afirmó que había añadido cuatro más a su colección.


Las decoraciones de Navidad no son la cosa más cara del mundo (aunque puede serlo), pero los costos se suman cuando estás hablando de cientos, incluso miles de adornos. Jeromin dice que los gastos en su pasión son manejables, sobre todo gracias al hecho de que los compra con grandes descuentos. Afirma que el mejor momento para comprar adornos de Navidad es de dos o tres semanas después de Navidad, cuando las tiendas los venden a una fracción de su costo original, sólo para librarse de ellos. Además, la electricidad para el período de seis semanas que los árboles están en su casa, suma alrededor de 100 euros, lo que cree que es razonable.

Cuando sea el momento de desarmar los árboles hasta la próxima Navidad, Jeromin estará ocupado por otras dos semanas. El hombre pone los árboles de nuevo en el ático, y las decoraciones de forma ordenada en sus cajas, para lo cual dispone de espacios especiales de conservación en el ático.

Thomas dice que la mayoría de las personas que visitan su casa lo llaman loco, pero a él simplemente le gusta tener árboles de Navidad por todas partes. Admite que los artificiales no son tan buenos como los abetos verdaderos, pero tener que comprar más de 100 de ellos cada año simplemente sería demasiado caro.


Publicar un comentario