viernes, 27 de enero de 2017

6 PROBLEMAS DE LAS RELACIONES A DISTANCIA.



 Cada pareja es diferente, por lo que cada una llevará las relaciones a distancia de una manera en particular. No obstante, ambos miembros deben poner de su parte para que funcione.
¿Tienen futuro las relaciones a distancia? Muchas personas se niegan a mantenerlas, pues conllevan una serie de riesgos y, también, un doble esfuerzo.
Sin embargo, en este mundo cada vez más interconectado y globalizado, este tipo de relaciones son cada vez más normales y habituales.
¿Has estado alguna vez sumergido en algún tipo de relación a distancia? ¿Qué tal lo afrontaste?
Hoy descubriremos 6 problemas de las relaciones a distancia que muchas parejas no son capaces de soportar.

La falta de tiempo juntos


Para que una relación de pareja se consolide plenamente es necesario que las personas que la conforman pasen tiempo juntos. Solo así conseguirán conocerse de verdad.
Además, hay algo fundamental que no podemos pasar por alto: la importancia del contacto físico. Estamos hablando de las caricias, las miradas, de la intimidad… Todo lo que compete a una pareja.
La falta de todo esto puede provocar que la relación se enfríe o que nada vuelva a ser como antes (en el caso de que la pareja haya tenido que distanciarse).
 El surgimiento de los celos
Sin duda alguna, los celos tomarán un gran protagonismo en las relaciones a distancia. Es cierto que hay personas mucho más celosas que otras.
No obstante, si muchas veces estos aparecen teniendo a nuestra pareja al lado, imaginemos cuando está a miles de kilómetros.
Hay una parte muy importante de estas relaciones que genera la aparición de los celos: el desconocimiento de las amistades.
Como no pasamos tiempo juntos, no sabemos con quién se encuentra nuestra pareja, si alguien le atrae, cómo actúa con los demás…
Además, puede que tengas celos incluso porque tú no tienes la oportunidad de estar con tu pareja y, en cambio, otras personas sí. Una situación de lo más complicada.

Las limitaciones de los canales de comunicación



 Aunque tengamos acceso a varias redes sociales y podamos estar casi siempre conectados, lo cierto es que a veces existen limitaciones para hablar y estar en contacto con nuestra pareja.
Hacer coincidir horarios o incluso la falta de cobertura genera estrés y dudas sobre lo que nuestro ser amado esté haciendo en ese momento.
Además, no podemos olvidar que llevamos vidas diferentes. Uno tiene sus estudios y su trabajo, incluso su propio horario, y que coincida con el de su pareja a veces resulta complicado.
 El sentimiento de culpa
Otro de los grandes problemas que aparecen en las relaciones a distancia es el sentimiento de culpa.
Esa creencia de que no se está haciendo lo suficiente por la relación, de que no estamos poniendo todo de nuestra parte por vernos más.
Sin embargo, planificar los encuentros es, en ocasiones, una tediosa tarea. Compaginar nuestras obligaciones, realizar una escapada decentemente prolongada…
Todo esto genera estrés y problemas en la pareja que derivan en discusiones y malestar.
El problema de la incertidumbre.


Cuando nuestra pareja se encuentra lejos, la incertidumbre sobre la relación nos causará muchas preocupaciones sobre la situación real de la misma.
¿Tendrá un desenlace feliz? ¿Llegará a alguna parte? ¿Estamos los dos comprometidos por igual? Estas preguntas son bastante frecuentes en las relaciones a distancia.
A veces, ante la perspectiva de estar separados, muchas personas tienden a no comprometerse por si acaso nada termina como realmente quieren.
Esto puede generar confusión y la sensación de estar en una cuerda floja.
La incomodidad del encuentro


Seguro que te ha pasado en alguna ocasión que cuando te encuentras con una persona que no veías hace tiempo la situación se torna algo incómoda.
No importa si habéis hablado previamente. La falta de contacto físico provoca esa sensación tan poco agradable que nos hace dudar sobre cómo debemos actuar, sobre todo si es nuestra pareja.
Esta sensación suele durar poco, aunque muchas personas la rechazan, ya que no les agrada demasiado y lo toman como una señal de que la confianza ha salido por la puerta.
¿Tienen futuro las relaciones a distancia? Todo depende del compromiso de la pareja y también de la situación.
No es lo mismo separarse una vez se ha estado junto a la otra persona, que vivir una relación a distancia desde un primer momento.
Desde luego, con intención, esfuerzo e iniciativa, todo se puede. Pero, claro, eso ya es cosa de dos…
Publicar un comentario