domingo, 10 de julio de 2011

NUEVA MODA: IR AL TEATRO A DORMIR

Generalmente cuando la audiencia se duerme en sus butacas significa que la obra es aburrida. No es el caso del Teatro Barbican de Londres donde, si el público se queda dormido, lo consideran un éxito.


La mayoría de las obras de teatro tienen como objetivo entretener y divertir a sus espectadores, sin embargo la obra "Lullaby" ("Canción de cuna" en inglés) fue concebida con un propósito totalmente distinto: dormir al público.

¿Por qué?, se preguntará Usted. No estamos seguros. Pero sí sabemos que si compra entradas, deberá asistir al teatro a las 10 de la noche y llevar su propio pijama y cepillo de dientes ya que la idea es que pase toda la noche en una de las cómodas camas del establecimiento. Todo está pensado. Hay camas individuales, dobles y hasta triples, para que se pueda compartir el lecho con quien quiera, ya sea un desconocido, una cita romántica, o simplemente solo o sola.

Una vez que la audiencia está ubicada en sus camas, las luces se bajan (después de todo, eso también ocurre en un teatro normal, ¿no?), y el show comienza: los actores salen a escena y con una suave música de fondo recitan cuentos e historias con voz dulce y armoniosa, hasta que la gente se duerme.

Cuando las luces se prenden, al otro día a las 7 y media de la mañana, los espectadores son invitados a un típico desayuno inglés antes de partir.
Publicar un comentario