jueves, 22 de febrero de 2018

EL PELIGRO DE GUARDARSE LAS EMOCIONES.



A menudo escuchamos que debemos aprender a controlar nuestras emociones, que debemos mostrarnos fuertes, ocultar nuestros sentimientos negativos y siempre mostrar nuestra mejor cara. Sin embargo, el término “controlar” puede llevar a la confusión de querer guardarlas o reprimirlas, decidimos no sentir y contener nuestras emociones. Estas se guardan hasta que llega el punto en que nada más cabe y el contenedor se revienta. Guardarse las emociones puede ser muy dañino, lo mejor sería aprender a manejarlas adecuadamente.

Esas emociones que decidimos guardar en lugar de expresar, comienzan a dañarnos lentamente, nuestro cuerpo empieza a sufrir las consecuencias de las emociones almacenadas: problemas gastrointestinales, problemas de la piel, defensas bajas, insomnio, tensión muscular, por mencionar algunos.  Nuestras emociones necesitan salir de alguna forma y se manifiestan de forma psicosomática.

Pero guardar nuestras emociones no sólo nos daña a nivel físico, sino que impacta a nivel psicológico, estamos tan enfocados en reprimir lo que sentimos que dejamos de actuar espontáneamente, nos sentimos vacíos y actuamos mecánicamente, cuando pretendemos dejar afuera las emociones negativas, también cerramos la puerta a lo positivo. No podemos pretender apagar lo que sentimos, es parte de lo que somos. Las emociones nos ayudan a actuar y salir adelante, nos señalan un camino a seguir ante las circunstancias. Las emociones, parezcan buenas o malas, deben ser expresadas de forma asertiva.

Fingimos tener el control, poco a poco vamos almacenando todo aquello que en algún momento nos hizo sentir mal. Ese armario interno se va saturando con todas esas emociones, pero llega un punto en que no cabe ninguna emoción más y todo se desparrama. Las emociones que se han añejado por años salen de forma intempestiva e incontrolable y pueden causar más daño del que habrían causado en su momento si las hubiésemos dejado fluir.

Las personas con mayor tendencia a guardarse las emociones suelen ser aquellas con autoestima baja y falta de seguridad en sí mismas. A menudo tienen miedo de lo que sus emociones pueden causar, tienen miedo de confrontar a las personas y decir lo que sienten. Han aprendido que en este mundo es mejor regirse por la lógica, han adoptado aquellas frases como “calladita te ves más bonita” o “los hombres no lloran” y creen absolutamente en ellas, tienen miedo de mostrarse débiles o vulnerables.  Suponen que negar sus emociones hará que desaparezcan, pero no es así, las emociones necesitan expresarse de una u otra forma y conviene que seamos nosotros quienes decidamos cómo.

Manejar nuestras emociones – en lugar de controlarlas – es necesario para sentirnos bien tanto física como psicológicamente. Debemos dejar fluir nuestras emociones y esto no significa darle rienda suelta a nuestra rabia o nuestra tristeza, sino aprender a responder de la mejor manera ante lo que sentimos. Desahogarnos y expresar nuestras emociones nos puede librar de una enorme carga, es cuestión de saber dejarlas fluir.

Es cierto que hay contextos en los que es necesario mantener las emociones al margen, pero esto no significa que debamos intentar suprimirlas, sino aprender a encauzarlas para resolver las cosas de la mejor forma posible.

La mejor manera de aprender a manejar nuestras emociones es conocerlas, pregúntate qué sientes y por qué te sientes así, date unos minutos para reflexionar sobre tus emociones, esto te ayudará a conocerte mejor, tener una mayor inteligencia emocional y sentirte mejor.

Escrito por: Elena Pedrozo

martes, 20 de febrero de 2018

LABERINTOS CRONOVISOR



Intentaremos no perdernos esta semana en el cronovisor. Lo vamos a dedicar al mundo de los laberintos, su simbolismo y significado, su historia y su magia. Jesús Callejo, nuestro crononauta, nos acompaña en este viaje que promete ser realmente sensacional.

domingo, 18 de febrero de 2018

ALIMENTOS QUE NOS PONEN DE BUEN HUMOR CADA DÍA


Nuestra alimentación afecta a nuestro estado de ánimo y es que existen alimentos capaces de ponernos de buen humor y ayudarnos a afrontar nuestro día a día con muchas más ganas y alegrías. Esto se debe a que nuestras neuronas funcionan mucho mejor cuando les damos los nutrientes adecuados. Esto se traduce a buen humor durante todo el día.

Por ello vamos a conocer algunos de los alimentos que pueden ponernos de buen humor en cualquier momento del día o del año, no importa dónde estés o en qué estación te encuentres, estos alimentos te ayudarán a plantear la vida de forma diferente.
Frutas del bosque


Las frutas del bosque son alimentos muy demandados en el mercado actual debido a su sabor, a su color y al toque tan especial que le dan a nuestros platos. Todas ellas nos harán sacar una sonrisa, desde las fresas hasta las frambuesas, como la conocida Amélie, pero hay una en especial que nos hará ser más felices de lo normal debido a sus propiedades.


Los arándanos tienen unos componentes que se asemejan al ácido valproico, que es un medicamento antiepiléptico que se usa para suavizar los cambios de humor con tendencia depresiva. Es por ello por lo que este fruto está especialmente indicado para personas que no estén pasando por su mejor momento o que, simplemente, tengan los ánimos un poco bajos.

Chocolate

El chocolate es un antidepresivo natural ya que contienen triptófano, un aminoácido que hará que nos calmemos en situaciones de estrés. También ayuda a reducir la agresividad gracias a la producción de serotonina, conocida también como la hormona de la felicidad, que nos garantiza este producto.

Podemos consumir este alimento en tabletas de chocolate – cuanto más puro sea, mejor -, en helados, en postres como las natillas o el flan de chocolate, en repostería, en fondue con frutas, especialmente con plátanos, fresas e incluso arándanos, o donde se os ocurra a vosotros. El chocolate tiene la ventaja de que le suele gustar a todo el mundo, así que, ¿Por qué no preparar unos deliciosos muffins e invitar a todos tus amigos? Ser feliz está al alcance de una tableta de chocolate.


Plátano


Como ya hemos adelantado con el chocolate, el plátano es otro de los alimentos que pueden producirnos una gran felicidad debido a sus compuestos. El plátano es una fruta rica en vitamina B6, un compuesto que ayuda a transformar los compuestos proteicos en serotonina, que ya hemos visto que es la hormona de la felicidad.


Pero esto no es lo único que nos proporciona un rico y sabroso plátano, sino que también nos da otros compuestos importantes como, por ejemplo, el magnesio, el ácido fólico, la vitamina C y la fibra vegetal, que nos ayudan a levantar el ánimo y a subir las defensas, que nunca viene mal. Por esto, nuestras neuronas hacen que el buen humor salga por nuestros poros.


Aunque todos los frutos secos son geniales para nuestro estado de ánimo, las nueces lo son aún más. Este alimento está indicado para las personas que tienen tendencias depresivas ya que los ácidos omega-3 que contienen poseen un efecto antidepresivo y ayudan a estabilizar el buen humor, ¿No es fantástico?
Lo mejor de todo es que las nueces son muy versátiles y podéis añadirlas a cualquier tipo de comida. Podéis ponerlas en las ensaladas, en los guisos e incluso en los postres. ¿A quién no le gusta un buen brownie de chocolate con nueces? El mejor aliado para el buen humor.

 Salmón



Igual que el anterior alimento, el salmón contiene una cantidad muy elevada de ácidos omega-3, ¿Qué quiere decir esto? Pues que nos ayudará a normalizar nuestro estado de ánimo y a reducir los posibles enojos que tengamos. Además de esto, que no es poco, un estudio de la asociación británica para el manejo de la ira apuntó que una dieta rica en salmón puede ayudar a gestionar situaciones de estrés.

Lo mejor de todo es que este es un alimento muy sano, muy rico en vitaminas, además de en omega-3, y muy versátil a la hora de cocinar. Podemos comerlo a la hora de la comida o a la hora de la cena, a la plancha, al horno, cocido…, sus opciones son múltiples, así que escoged la que más os guste para cocinar el salmón.


Avena

Si bien puede parecer un poco aburrida a la hora de cocinar, la avena nos proporciona muchísimos nutrientes y muchísima energía gracias a sus vitaminas B6 y B5. Si estás cansado, estresado, con dolor de cabeza, fatiga y mal humor, la avena será tu mejor aliada en los desayunos, ¡Un poquito de avena al día da mucha alegría!

Además de esto, la avena también es rica en proteínas, fibra y vitaminas, por lo que estamos ante un cereal completísimo, saludable y, por si fuese poco, muy económico. Podéis hacer el típico porridge, optar por unas tortitas de plátano y avena o comerlas en un yogurt con plátano. Sea como sea, la avena no os defraudará.

Cereales integrales


No solo la avena puede alegrarnos el día, sino que pueden hacerlo todos los cereales integrales en general ya que son muy ricos en vitamina B1. Eso sí, procurad que no sean ricos en azúcares ya que, aunque no nos producirá ningún beneficio negativo en cuanto a nuestro estado de ánimo, sí puede causar daños en nuestro organismo, así que evita los cereales azucarados en la medida de lo posible.

Un bowl de cereales con leche de almendras, unos frutos secos y unos frutos del bosque es el desayuno ideal para salir de casa con mucha energía y con un estado de ánimo envidiable. Apúntate a los cereales para estar siempre contento.

Azafrán, uno de los alimentos estrella


Las especias también tienen un papel muy importante en la dieta. Cocinar con muchos tipos de especias diferentes dará un toque muy especial y original a nuestras comidas, así que nosotros os recomendamos que os hagáis con un buen surtido de especias y comencéis a añadirlas a vuestros guisos.

Aunque todas son buenas para el organismo, el azafrán en concreto puede ayudarte incluso a salir de una fondosa depresión. Añadir una pizca de azafrán a las comidas ayuda a reducir los cambios de humor, la irritabilidad, la tristeza e incluso las alteraciones de sueño. Es una especia ideal para aquellos que trabajan mucho y necesitan relajarse.

viernes, 16 de febrero de 2018

JULIO CESAR CRONOVISOR


Nuestro crononauta Jesús Callejo nos lleva de viaje en su máquina del tiempo, el cronovisor, a ser testigos de los últimos instantes de la vida de Julio César. Con él descubriremos muchos de los secretos del siglo I y de lo que posteriormente será uno de los imperios más grandes de la Historia, Roma.

miércoles, 14 de febrero de 2018

INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS



Cada noche –o a veces durante el día– visitamos un mundo alterno. Algunas veces se nos muestra idéntico al nuestro y otras se presenta como un lugar de fantasía, o quizás oscuro, donde ocurre lo imposible. A veces nos muestra nuestros deseos, a veces nuestros mayores temores y con frecuencia, nos confunde; pues eso que en el sueño se veía tan natural, se nota extraño al despertar.

Los sueños han intrigado a las personas por miles de años y la idea de que se tratan mensajes de nuestro subconsciente ha generado diccionarios de sueños que nos ayudan a interpretar lo que soñamos. Aquí te dejamos algunos de los significados de soñar con algunas cosas.

Agua: Se relaciona al estado emocional de la persona, si está en calma indica serenidad y aceptación. Si está revuelta o sucia, es posible que necesites aclarar tu mente y tus emociones.

Bebé: Puede indicar novedad, el deseo o la emoción de algo nuevo. Se trata de las posibilidades. También está relacionado a felicidad y el deseo de compartir afecto. La interpretación también dependerá de nuestra interacción con el bebé.

Casa: Representa a la persona y su percepción de si misma, cada habitación puede simbolizar distintos aspectos de la vida o la personalidad. La interpretación dependerá de lo que se vea en la casa; una casa vacía, por ejemplo, puede simbolizar sentimientos de un vacío interior o quizás una baja autoestima.

Desastres: Sugiere una intranquilidad de conciencia; algo en tu subconsciente te perturba. También puede ser angustia respecto a una decisión importante que debes tomar. El tipo de desastre también se considera en la interpretación: soñar con un volcán puede implicar cambios emocionales, un tsunami puede asociarse a problemas financieros, los terremotos pueden implicar incertidumbre, el pensamiento de que nuestra vida se tambalea.

Dientes: Representan el éxito, la seguridad e incluso la felicidad. Uno de los sueños más recurrentes es que se caen, lo que implica miedos e inseguridades. Con frecuencia tiene que ver con una sensación de vulnerabilidad. También puede implicar que estamos viviendo un transición o estamos en un proceso de crecimiento.

Embarazo: Se relaciona a evolución y crecimiento, puede implicar el surgimiento de un nuevo proyecto. A veces se interpreta como un buen augurio en el sentido financiero.

Muerte: Se asocia el soñar con la muerte con un cambio de vida. La interpretación dependerá de la forma en que se nos presente y lo que nos haga sentir. Por ejemplo, soñar que se finge la muerte, puede ser interpretado como el deseo o la necesidad de hacer un cambio.

Volar: Implica la superación de obstáculos y miedos, puede hacer notar una gran confianza en ti mismo. Sin embargo, también existe la interpretación de un deseo de liberarse de algo, de escapar o quizá de buscar la independencia. Caer mientras se vuela, puede implicar falta de confianza en la propia capacidad.

Escrito por: Elena Pedrozo

Más información:

www.sueño.net


lunes, 12 de febrero de 2018

¡GRITA! ES BUENO PARA TU SALUD


Guardar o esconder lo que sentimos puede ser sumamente dañino, no sólo para nuestra salud emocional, también para la física. Sin embargo, no siempre sabemos cómo expresar lo que sentimos; gritar puede ser una buena alternativa.

El grito es catártico, podemos liberar aquello que tenemos guardado. El dolor en los hombros o quizá una opresión en el pecho son manifestaciones de esas emociones que se quedan como una sensación atrapada; debemos dejar salir nuestras emociones, es importante vivirlas. Gritar es una buena herramienta para lidiar con el estrés y el enojo; sin embargo, esto no quiere decir que gritemos para atacar, se trata de una expresión.

Cuando gritamos sentimos un aumento de energía; es por esto que en las artes marciales y otras formas de defensa personal se utiliza el grito, ya que ayuda a enfocar mejor la energía. Pero además, gritar tiene propiedades terapéuticas –reconocidas por especialistas—. Además de la inmediata sensación de alivio, el grito tiene efecto perdurable; pues  ayuda a disminuir las enfermedades, ya que no nos quedamos con esas emociones que más tarde pudieran manifestarse de forma somática.

Gritar nos hace sentir vivos, nos relaja y también nos puede sacar de un estado de letargo. Sin embargo, debemos ser cuidadosos. Pues gritar en exceso o de forma incorrecta puede lastimar nuestras cuerdas vocales. Algunos terapeutas recomiendan gritar a solas en casa, pero si decides hacer esto, asegúrate de hacerlo de la forma correcta.


Escrito por: Elena Pedrozo

sábado, 10 de febrero de 2018

RASPUTIN


Jesús Callejo nos hace viajar a la Rusia de los zares para conocer uno de sus protagonistas más siniestros. ¿Quién fue Rasputín? ¿Qué hay de cierto en las leyendas que giran sobre su vida en relación a su potencia sexual, sus habilidades como sanador y de profeta casi místico?


jueves, 8 de febrero de 2018

COMO ADELGAZAR LOS BRAZOS



Existen ciertas zonas de nuestro cuerpo que en ocasiones resultan más problemáticas a la hora de bajar de peso. Una de ellas son los brazos. Cuántas veces no nos hemos visto personas que han perdido peso, han logrado un abdomen plano y han torneado sus piernas, pero notamos sus brazos un poco flácidos.

Dado que a menudo le prestamos más atención a eliminar el exceso del abdomen o las piernas, la mayoría de los consejos sobre ejercicios para bajar de peso están orientados a eliminar el exceso en dichas zonas.  Pero en esta ocasión te traemos algunos tips para deshacerte de esa grasa acumulada y tonificar tus brazos.

Para lograr unos brazos bien definidos es necesario  trabajar el tono muscular, para ello se recomienda hacer ejercicios de carga de peso que incluyan bíceps y tríceps. Es recomendable utilizar unas mancuernas pequeñas que puedas levantar sin problema, pero si no tienes mancuernas, no hay problema, puedes utilizar dos botellas de agua pequeñas para realizarlos. He aquí algunos ejercicios.

Pega los codos a tu cuerpo y levanta la mancuerna o botella de agua a la altura de tu hombro, con la palma de tu mano apuntando hacia a ti. Haz 15 repeticiones en cada brazo o puedes alternar las repeticiones de cada brazo.
Sostén verticalmente las mancuernas y estira los brazos hacia adelante, después contrae hasta formar un ángulo de 90° con tu codo, siempre manteniendo tus brazos rectos. Haz 15 repeticiones.
Sujeta con cada brazo una mancuerna a la altura de tus orejas, formando un ángulo de 90° con tu codo. Tus brazos deben estar en línea recta con tus hombros. Estira tus brazos por encima de la cabeza y regresa a la posición inicial. Realiza 20 repeticiones
Inclina un poco hacia adelante tu cuerpo y sujeta una mancuerna con cada brazo teniendo los codos flexionados en línea con tu espalda, posteriormente estira tus brazos hacia atrás y después regrésalos a la posición original. Realiza 20 repeticiones y procura mantener la espalda recta
De frente, sostén una mancuerna en cada brazo y después levanta tus brazos hacia los lados hasta formar una recta con tus hombros, como si fuera una cruz. Regresa a la posición inicial y repite 20 veces.
Estira los brazos hacia los lados y haz pequeños círculos hacia adelante por un minuto y después un minuto hacia atrás. Dado que para este ejercicio no necesitas ningún “equipo” resulta fácil de practicar en cualquier momento del día que tengas libre.
Posteriormente repite todo el circuito unas 4 veces con 10 segundos de descanso entre cada ejercicio. Estos son sólo unos ejemplos del tipo de ejercicios que debes hacer, puedes ir variándolos; de hecho, conviene que no sean los mismos cada semana para que tus brazos se ejerciten mejor.  Toma poco tiempo y es una forma excelente de lucir unos brazos torneados y firmes.


Escrito por: Elena Pedrozo

miércoles, 7 de febrero de 2018

HALLAN UNA ARAÑA PRESERVADA DE HACE 100 MILLONES DE AÑOS




El nuevo insecto descubierto por un grupo encabezado por Paul Selden ha nombrado a este arácnido como "Chimerarachne"
Una nueva especie de arácnido de hace cien millones de años, similar a una araña con cola y correspondiente al Cretáceo medio, ha sido descubierta en ámbar de Myanmar (Birmania), informa este lunes 5 de febrero la revista Nature Ecology & Evolution.

El hallazgo lo hizo un equipo internacional encabezado por Paul Selden, del Instituto de Paleontología y del Departamento de Geología de la Universidad de Kansas (EU), junto con colegas de China, Alemania y Estados Unidos.

"Había mucho ámbar en el norte de Myanmar y su interés aumentó hace diez años cuando se descubrió que este ámbar corresponde al Cretáceo medio; por lo tanto, todos los insectos hallados en él eran más antiguos de lo que se pensó en un principio", dijo Selden.

El nuevo insecto se parece a una araña al contar con colmillos, pedipalpos (el segundo par de apéndices de los arácnidos), cuatro patas para caminar y pinzones hiladores en la parte posterior, explican los expertos.

No obstante, agregan, también tiene una cola larga, algo inexistente en las arañas vivas, si bien algunos parientes de las arañas, las vinegaroons, tienen un flagelo anal.

Este nuevo hallazgo confirma las predicciones hechas hace unos años por Selden y sus colegas al describir un arácnido similar, parecido a una araña pero sin pinzones hiladores.

"Los que habíamos reconocido anteriormente eran diferentes, en el sentido de que tenían una cola pero no pinzones hiladores", señaló Selden en la revista científica británica.

"Es por ello que la nueva -especie- es realmente interesante, además de que es más joven (...). En nuestro análisis, estaría entre la más vieja que no desarrolló pinzones y la araña moderna que perdió la cola", agrega.

Este nuevo arácnido ha sido denominado Chimerarachne y, según los investigadores, es difícil determinar su comportamiento diario.

"Solo podemos especular que, debido a que quedó atrapada en ámbar, asumimos que vivía entre troncos de árboles", afirmó el investigador.

Si bien este arácnido con cola era capaz de producir seda debido a sus pinzones hiladores, es poco probable que haya construido telas de araña para atrapar insectos como las especies modernas.

El experto subraya que, debido al hábitat remoto de esta araña, es posible que tenga descendientes en Myanmar.
"Nos hace pensar sobre si estas (arañas) viven hoy. No las hemos encontrado, pero algunos de estos bosques no están bien estudiados, y se trata de una criatura diminuta", recalcó.



martes, 6 de febrero de 2018

CUIDA TU CORAZÓN: ENFERMEDAD CARDÍACA FEMENINA.


La enfermedad cardiaca es más mortal que todos los tipos de cáncer juntos. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, mientras que el cáncer de mama anualmente cobra la vida de 1 de cada 31 mujeres en Estados Unidos, la enfermedad cardiaca mata a 1 de cada 3. Eso significa que alguien fallece cada tres minutos.

Resulta importante prevenir  la enfermedad cardiaca con el mismo esmero que las mujeres ponen todos los años en la mamografía. Eso significa: mantener un peso sano; tener la presión arterial, la glucosa sanguínea y el colesterol en buenos niveles; dejar de fumar o mejor todavía, no empezar a hacerlo. Además, resulta importante permanecer físicamente y mentalmente activa.

¿Cuánto sabes sobre la enfermedad cardiaca en las mujeres? He aquí algunas de las preguntas frecuentes (y sus respuestas) en torno a la enfermedad.

¿La enfermedad cardiaca solamente afecta a las mujeres mayores?

La enfermedad cardiaca afecta a mujeres de toda edad. La Asociación Americana del Corazón dice que la combinación de pastillas anticonceptivas y del hábito de fumar aumenta el riesgo para enfermedades del corazón en 20% entre las mujeres jóvenes. Si bien, el riesgo aumenta con la edad, factores como comer en exceso o un estilo de vida sedentario  pueden conducir a la obstrucción de las arterias. No permita que su edad la engañe y le dé un falso sentido de seguridad.

¿La enfermedad cardiaca solamente afecta a las mujeres que no se cuidan?

Desafortunadamente, ni todas las ensaladas ni todo el yoga del mundo pueden eliminar el riesgo de enfermedad cardiaca. Los antecedentes familiares por lo general son un factor, pues fácilmente una puede ser delgada y, sin embargo, tener alto el colesterol.

Susan Pope, enfermera especializada del Sistema de Salud de Mayo Clinic, menciona que: “Saber las cifras de los resultados puede ayudar. La Asociación Americana del Corazón recomienda empezar a revisar el colesterol a los 20 años, o antes si hay antecedentes personales o familiares de enfermedad cardiaca. Además, no olvide revisar regularmente la presión arterial”.

Si me siento bien, es porque estoy bien. ¿Cierto?

De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, 64% de mujeres muere repentinamente debido a una enfermedad de las arterias coronarias que nunca antes presentó síntomas.

Por otro lado, cuando las mujeres presentan síntomas, esos signos suelen malinterpretarse. Los síntomas femeninos generalmente son ambiguos e incluyen falta de aire, náuseas, vómito y dolor de la espalda o mandíbula. Otras mujeres presentan mareo, aturdimiento, dolor en la parte inferior del pecho o parte superior del abdomen y cansancio extremo.

Ahora, posiblemente usted esté pensando: “¡Vaya! me duele la espalda y tengo cansancio todo el tiempo”, lo cual es entendible; pero si algo parece que no está “bien”, no esperes… confía en tu instinto, escucha la voz del fondo de tu corazón y busca atención médica.


Fuente: Mayo Clinic

domingo, 4 de febrero de 2018

BRUJAS DE SALEM



Los mandos de nuestro cronovisor nos llevan a Salem, en Estados Unidos, el año 1692. Allí descubrimos cómo los puritanos crean un historia sorprendente con elementos que van desde la superstición más absurda a la religiosidad más incomprensible. Una caza de brujas que aún hoy sigue siendo un referente en la historia de la brujería.


viernes, 2 de febrero de 2018

¿COMO ES NUESTRO ENVEJECIMIENTO?


¿COMO ES NUESTRO ENVEJECIMIENTO?
Seguramente usted como yo se ha preguntado el por qué muchas personas al envejecer muestran comportamientos diferentes a los habituales, dentro de los cuales se encuentra la mayor parte de las veces la necesidad de combatir el tiempo y sus estragos, la necesidad de cambiar de pareja y correr en pos de nuevas aventuras amorosas, el iniciarse en nuevos hobbies o extralimitarse en ejercicios físicos, por sólo mencionar algunos cuantos. Quizás encontraremos muchas respuestas a diversas inquietudes que se presentan conforme envejecemos si aprendemos a hacerlo.
El proceso de envejecimiento en el ser humano es un proceso de día a día, sin embargo pareciera que existen individuos que lo asimilan con una mejor filosofía que otros, a quienes el enfrentamiento con la vejez no sólo les provoca angustia, depresión, sino incluso problemas desorganizadores de la personalidad.
El envejecimiento es un proceso y tiene inicio en el momento del nacimiento, sin embargo lo que conocemos como vejez es una etapa dentro del proceso del individuo, es aquí donde deberemos diferenciar lo que es el envejecer.
Si partimos de este principio, es a través de toda nuestra vida que deberemos trabajar e informarnos de los cambios que sufriremos, para que llegado el momento, éste no nos tome desprevenidos, el cómo trabajemos en ello, indiscutiblemente que es a nivel individual. Pero para saber cómo deberemos trabajar, es necesario comenzar por responder a la pregunta ¿qué es el envejecimiento?, ya que por el hecho de ser un proceso tiene diversas facetas; siendo éstas lo biológico, cronológico, social, profesional, psicológico y personal.
Iniciando por lo biológico diríamos que es una modificación de actividad de las células del organismo, que las vuelve más lentas para reaccionar de forma eficaz ante los estímulos, la edad cronológica va estrechamente ligada con la madurez biológica, sin embargo las muestras de envejecimiento no aparecerán de igual forma en todas las personas de la misma edad; asimismo cabría mencionar que no envejecen de la misma manera el hombre y la mujer.
En cuanto a nuestro envejecimiento físico podemos decir que al avanzar en edad los movimientos corporales se vuelven más lentos, se pierde elasticidad y se gana grasa. Los reflejos se encuentran más adormecidos, la velocidad de aprendizaje disminuye y se pierde intensidad. Esto es un proceso natural, pero no hay que perder de vista que como seres humanos nos sentimos disminuidos, porque en muchas ocasiones requeriremos soportes externos para nuestro bienestar (lentes bifocales, prótesis, bastón, etc.). Este sentimiento provoca que el individuo pueda perder interés y que se inicie un proceso de aislamiento. Proceso que de no hacerse reversible en su momento lleva a grandes depresiones y melancolías profundas.
También es importante saber que independientemente de la edad que poseamos los organismos y miembros de nuestro cuerpo no envejecerán de igual forma, ya que ello dependerá de la higiene, hábitos alimenticios, de deporte, que hayamos llevado a cabo a lo largo de nuestra vida, así como de las accidentes, enfermedades, etc. que hayamos sufrido.

Una forma generalizada de determinar en qué etapa de la vida se encuentra el ser humano, es utilizando el tiempo cronológico, sin embargo la historia de la humanidad nos ha llevado a alargar las etapas del ciclo de vida humana; y es que anteriormente sin tantos avances médicos y tecnológicos, el ser humano envejecía y moría a edades que actualmente se considerarían tempranas. Por lo que no es lo mismo un viejo de 50 años en los años 20´s a un “viejo” de la misma edad en nuestra década. De ahí que el concepto de vejez haya tenido que modificarse.
Hablando de la vejez social; ésta es muy cuestionable, ya que según cada civilización se hablará de viejo a una cierta edad. Sin embargo en nuestra sociedad occidental podríamos decir que ésta llega en el momento del retiro o jubilación; y la podríamos fijar en los 65 años aproximadamente.
Esta vejez determinada por el ámbito profesional, es una de las áreas en las que nuestros países latinoamericanos deberán esforzarse por desarrollar, ya que en la inmensa mayoría de las empresas no existe un departamento que prepare al individuo para su retiro, y muchas ocasiones este rompimiento con lo laboral es una ruptura vergonzosa, en lugar de ser una salida meritoria y ejemplar. ¿Cuánto no estaremos desaprovechando de la experiencia y conocimientos de estos jubilados?
En Japón muchas empresas contratan para niveles clave a las personas jubiladas, dándoles la oportunidad de no romper de forma dramática con su vida profesional y social; ya que muchas veces ésta se encuentra íntimamente ligada a la otra. No hay que olvidar que todos aquellos que desempeñamos una labor remunerada con horarios preestablecidos hemos creado una rutina diaria y en función a ella hemos organizado nuestro tiempo. Cuando el individuo rompe con su función laboral, por consecuencia se enfrenta a un rompimiento y desorganización del tiempo, situación que psicológicamente puede o no ser superada.
A esto mismo hay que añadir, que como nuestra sociedad valora al individuo en función a su productividad, y ésta va estrechamente de la mano con el trabajo remunerado, al momento de caer en la no productividad, el individuo es desvalorizado, y es que nuevamente nuestra sociedad no otorga valor a las labores recreativas o a las que enriquecen el espíritu. Se ha perdido la valoración de la persona por la persona, y en nuestro consumismo, valuamos al otro, conforme a lo que posee, a sus logros económicos y profesionales, y dejamos de lado mucho de lo espiritual, de la creatividad, de los ocios y hobbies que cada quién puede desarrollar, y que si bien no le retribuirán en lo económico, si le satisfarán el alma y el espíritu.
Esta pérdida de valor del sí mismo se ve aún reforzada dentro de la propia sociedad, quién a través de los medios, nos hace llegar mensajes constantes de juventud; ¿habrá usted visto alguna publicidad de desodorantes, perfume, ropa, shampoo, etc., en donde el personaje no sea un (a) joven? Es por esto que todos caemos en un culto excesivo a la juventud, siendo quizás las más esclavas del mismo las mujeres, quienes nos la pasamos revisándonos cualquier pequeña arruga que pudiera aparecer para inmediatamente correr a comprar los productos que nos venden “ilusiones y apariencias”.

Asimismo al cultivar la juventud como expresión de una cultura, estamos minimizando la vejez, a la que se menosprecia y se le toma como símbolo de decrepitud y decadencia. En el aspecto psicológico se ha observado que las características negativas de los individuos tienden a acentuarse conforme se envejece; aunque la personalidad y los comportamientos pueden sufrir cambios, a través de los años, uno que ha sido el más observado es el cambio de pareja, con la consecuente desintegración de matrimonios de varios años.
Se podría entender este comportamiento si pensamos que cuando nos casamos es en principio para la eternidad, sin embargo dicha eternidad no es la misma actualmente que hace un siglo; ya que si consideramos una edad promedio para contraer matrimonio los 25 años y la edad de muerte a los 75 años, estamos hablando de una eternidad de 50 años, que comparada con la mortandad del siglo XIX, se ve prácticamente duplicada.
A esto habría que adicionarle que muchas veces cuando la pareja se ve en la etapa del nido vacío (que es cuando los hijos han dejado el hogar paterno), en ocasiones considera que ya no tiene razón de existir como tal, y si los cónyuges no han sabido estrechar sus lazos afectuosos, de comunicación y respeto, es en este momento que se puede desencadenar el rompimiento de la díada.
Es por esto que, cada uno de nosotros debe trabajar desde este momento, en nuestra vejez, preparándonos para no ser una carga económica, física o moral para nuestra familia, pues mucho de la forma en que lleguemos a la recta final de nuestra existencia, dependerá de la manera en que deseemos afrontarla, y si empezamos adoptando medidas higiénicas, de salud, económicas y de actitud, podremos decir que viviremos esta etapa como un proceso de consolidación personal, con plenitud y aceptación necesarias.
Si desde niños se nos enseña a prepararnos para la vejez, veremos este periodo como una meta de plenitud, donde el espíritu se encuentre satisfecho de los logros realizados a lo largo de la vida, y no como la etapa en donde el ser humano debe ser marginalizado, estigmatizado y poco respetado. Únicamente una actitud de “alerta” ante la vida, nos permitirá prepararnos dignamente para la tercera edad, y no sólo para ella, sino también para la muerte.
Ma. del Rocío González Miers*
Autora del libro “Los retos de la 3a. Edad”, publicado por Ed. Trillas

¿Y tú qué piensas del envejecimiento? Queremos saber tu opinión, déjanos tus comentarios.