jueves, 30 de diciembre de 2010

FRED ASTAIRE


Por algo Fred Astaire está considerado el mejor bailarín del mundo de todos los tiempos.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

LAS LARGAS PIERNAS DE LA LEY

En República Checa tuvieron la peor idea de la historia del transporte: poner posters de mujeres en minifalda para que los conductores bajen la velocidad.


Aunque resulte difícil de creer, el razonamiento fue el siguiente: en aquellas curvas e intersecciones de tránsito más intenso, colocaremos mujeres policía en minifalda de tamaño natural hechas de cartón. De esa forma, los motoristas bajarán la velocidad. Ya sea para mirarles las piernas con más atención, ya sea por el hecho de no estar seguros de si son o no policías de verdad.

Las consecuencias fueron funestas. Los conductores no bajaron la velocidad y dejaron de prestar atención al camino y se concentraron en las bondades anatómicas de las mujeres de cartón, con lo cual se duplicaron los accidentes en dichas áreas. La propia policía checa admitió que si bien la iniciativa intentaba paliar los recortes de presupuesto que impiden tener tantos agentes en servicio los siniestros crecieron considerablemente.

martes, 21 de diciembre de 2010

LAS ZAPATILLAS DORADAS



Faltaban sólo cuatro días para Navidad. Aún no sentía el espíritu de la ocasión, a pesar de que el parqueadero de la tienda de descuentos estaba repleto. Dentro de la tienda era peor. Los carros de compras y los clientes de última hora causaban atascos en los pasillos.


¿Para qué vine hoy a la ciudad? Me pregunté. Los pies me dolían casi tanto como la cabeza. Tenía una lista de varias personas que decían no querer nada, pero yo sabía que se quedarían ofendidas si no les compraba algo. Comprar regalos no tenía nada de entretenido para mí. Estaba comprando para gente que tenía de todo, y los precios eran exorbitantes.

Llené mi carro de compras a toda prisa con esas cosas de último momento y me dirigí a las cajas. Escogí la que tenía la fila más corta, pero tendría que esperar al menos veinte minutos para llegar a la caja.

Delante de mí había un niño y una niña. El niño tenía unos cinco años y la niña era un poco menor. Él llevaba un abrigo harapiento y unos tenis viejos y enormes que sobresalían debajo de unos pantalones que le quedaban muy cortos. En sus manos, que estaban muy sucias, tenía varios billetes de un dólar todos arrugados.

La ropa de la niña se parecía a la de su hermano. Su cabeza era una maraña de pelo ondulado. En la cara se le veían restos de la cena. Llevaba en las manos un hermoso par de zapatillas doradas para la casa. Se oía música navideña en el equipo de sonido del almacén y la niñita tarareaba feliz y desafinadamente.

Cuando llegamos a la caja, la niña puso los zapatos con mucho cuidado sobre el mostrador. Los sostenía como si se tratara de un tesoro. La cajera marcó la cuenta.

—Son seis dólares con nueve centavos —dijo.

El niño puso sus billetes arrugados sobre el mostrador mientras buscaba más en los bolsillos de su pantalón. Consiguió reunir 3 dolares con 12 centavos.

—Supongo que tendremos que devolverlas —dijo valientemente. Volveremos después, quizá mañana.

En cuanto oyó eso, la niña dijo con un leve sollozo:

—Pero a Jesús le habrían encantado esas zapatillas.

—Bueno, volveremos a casa y trabajaremos un poco más. No llores, volveremos después —le aseguró su hermano.

En ese instante le pasé tres dólares a la cajera. Esos niños habían esperado un largo rato en la fila, y a fin de cuentas, era Navidad. De repente un par de brazos me rodearon y una vocecita exclamó:

—Muchas gracias, señora.

—¿A qué te referías cuando dijiste que a Jesús le habrían gustado esos zapatos? —pregunté.

El niño respondió:

—Nuestra mamá está enferma y se va a ir al Cielo. Papá dijo que es posible que se vaya a vivir con Jesús antes de Navidad.

La niña añadió:

—En la escuela dominical, mi profesora me dijo que las calles del cielo son doradas, como estas zapatillas. ¿No le parece que mi mamá se vería hermosa caminando por esas calles con zapatos del mismo color?

Los ojos se me aguaron al fijarme en la carita manchada por las lágrimas.

—Sí —le respondí—, no me cabe duda.

En ese momento le agradecí a Dios en silencio que se valiera de esos niños para recordarme lo que significa dar.

Autor desconocido

EL PRESENTE DE NAVIDAD



Alfredo estaba muy contento en Navidad, pues era una fecha muy importante. Era el día del cumpleaños del Niño Jesús, y es lógico, el día en que Santa Claus todos los años venía a visitarlo.


Con sus cinco añitos, esperaba ansiosamente el caer de la noche para volver a dormir, y miraba su grande media que estaba frente a la puerta, pues no tenía árbol de Navidad.

Se durmió muy tarde, por ver si conseguía alcanzar a ver a Santa Claus, pero como el sueño era mayor que su fuerza y voluntad, se durmió profundamente.

En la mañana de Navidad, observó que su media ya no estaba, y que no había regalos en ningún lugar de su casa.

Su padre estaba desempleado. Con los ojos llenos de lágrimas, observaba atentamente a su hijo, y esperaba juntar ánimo para decirle que su sueño no existía.

Con mucho dolor en el corazón lo llama:

- Alfredo, hijo mío, ven...

Pero antes de que el padre pueda hablar...

- ¿Papá?

- ¿Que sucede hijo?

- ¿Santa Claus se olvidó de mí ...

Al decir eso, Alfredo abraza a su padre y los dos se ponen a llorar, cuando Alfredo dice:

- ¿También se olvidó de ti, papá?

- No hijo mío. El mejor regalo que yo podría tener en toda la vida está en mis brazos, y despreocúpate pues yo se que Santa Claus no se olvidó de ti.

- Pero, todos los otros chicos vecinos están jugando con sus regalos... ¿Se salteó nuestra casa?

-No, no la salteó... tu regalo te está abrazando ahora, y te va a llevar para uno de los mejores paseos de tu vida!

Y así fue. Salieron hasta un parque y Alfredo jugó con su padre durante todo el día, volviendo recién al caer la noche.

Llegado a su casa muy somnoliento, Alfredo fue a su cuarto, y "escribió" a Santa Claus:

"Querido Santa Claus: Yo sé que es muy temprano para escribir pidiendo cosas, pero quiero agradecer el regalo que usted me dio.

"Deseo que todos las Navidades sean como esta: haga que mi papá se olvide de sus problemas, y que se pueda distraer conmigo, pasando una tarde maravillosa como la de hoy.

Gracias por vivir, por mi vida, porque descubrí que no es por los juguetes que somos felices, sino por el verdadero sentimiento que está dentro de nosotros, que el Señor despierta en la Navidad.

Te agradece por todo...

Alfredo."

Y se fue a dormir...

Entrando en el cuarto para dar las buenas noches a su hijo, el padre de Alfredo vio la cartita, y a partir de ese día, no dejó que sus problemas afectasen esa su la felicidad, y comenzó a hacer que todos los días, para ambos, fuesen una Navidad.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

martes, 14 de diciembre de 2010

MARÍA ANGULA


EL PAQUETE



EL RELOJERO



EL OPTIMISMO


Salta todas las barreras y fortalece la seguridad en ti mismo

· Los optimistas visualizan lo mejor de todas las cosas.

· Aprende a ser optimista, agradeciendo a Dios por todo lo que te da.

· La vida no te va a dar más de lo que tu le des.

· Hay quienes creen en sólo lo que ven.

· Seamos positivos con nosotros mismos y los demás.

· Si en tu vida tienes un tropiezos, tienes que levantarte tú mismo.

Vence el temor que te lleva a imaginar todo lo negativo

· Convierte tus problemas en oportunidades.

· Lo que cultivemos en tiempos de tranquilidad.

· Querer es poder.

· Siente a Dios dentro de ti mismo.

· Comparte con alegría.

· Vive el presente y haz lo mejor de él.

Rodéate de personas entusiastas y optimistas para que puedas triunfar

· Debes pensar siempre que todo lo que quieres hacer, lo vas a lograr.

· Si eres optimista tiendes mucha más fuerza porque siempre estás pensando que puedes lograr salir adelante y así podrás ayudar a los demás para que cambien de actitud.

· Vive el hoy como si fuese el último día de tu vida.

· Dedica cinco minutos de tu vida para visualizar tus sueños, así lograrás cosas que jamás imaginarías alcanzar.

Cultiva diariamente la fortaleza de tu espíritu dando lo mejor de ti mismo a los demás

· Cambia de actitud, fortalece tu fe, tu espíritu, dedicación.

· Comparte con alegría, perdona sin rencor, vive intensamente con amor y agradecimiento a Dios por tener todo lo que tienes.

· Detrás de todo mal aparente, siempre hay un bien conocido.

· Cuando tengas un problema, considéralo que es un peldaño para que puedas seguir escalando y triunfar.

· Tienes que cultivar la fortaleza de tu espíritu por medio de tus acciones y el servicio hacia los demás.

· Visualiza tus fracasos como experiencias de las que debes aprender.

· El que Quiere Puede.

· Todo lo que quieres ser lo vas a lograr.

· Todos tus pensamientos irradian energías.

· Nuestras experiencias no son más que efectos de nuestros pensamientos.

· Puedes llegar a la cima.

· Atrévete a penetrar en tu conciencia para que te veas de una forma diferente.

· Tiene mente y voluntad propia.

· Elimina los malos pensamientos en el mismo instante en que te lleguen.

· Con la fuerza interior y la fe restablecida, levántate en busca de nuevos horizontes.

· Logra tranquilidad en tu hogar, tu familia y tu trabajo.

domingo, 12 de diciembre de 2010

ENTIERRAN VIVOS A ESTUDIANTES

Estudiantes de Medicina en Taiwán son enterrados vivos como parte de su entrenamiento profesional. ¿No podrían enterrar también a los alumnos de Abogacía?


Los estudiantes de la Universidad de Rende en Taiwán son enterrados vivos como parte de una experiencia que los hace "apreciar el verdadero valor de la vida". Según el profesor Qiu Daneng "aunque sólo son diez minutos, el efecto es igual al de una verdadera muerte".

Los pobres alumnos deben redactar un testamento, vestirse con una mortaja y meterse en un ataúd que es "enterrado" bajo las tablas del piso de un salón. Luego de unos minutos son liberados. Xiao Lin, estudiante de esta clase, explicó que "cuando salí sentí que había nacido otra vez y ahora sé que en la vida cada segundo cuenta".

De lanzar estudiantes de Abogacía con catapultas, al momento no se ha dicho nada.

viernes, 10 de diciembre de 2010

NACE UNA FLOR

"Si la paz de tu alma, es vencida por las armas de la injusticia.


Si sientes que un muro, se derrumba sobre ti y detrás del polvillo no encuentras la mano extendida, que tanto deseaste que esté allí.

Si detrás de aquella montaña que llegar a la cima, es algo muy difícil de lograr pero a pesar de todo, encontrar la forma de hacerlo es convencerte, que de algo sirve arriesgar.

Si pensar en lo bueno, cuando todo ha sido perdido, es sentir que aún, algo en ti sigue vivo.

Si la vida te ha dado golpes muy duros de sobrellevary sientes una cadena muy pesada, que debes arrastrar.

Jamás quieras olvidarte que tú, por una misión aquí estás.

Quizás, nadie sepa darte una razón.

Y aunque te guíes por un camino en el cual no encuentres una luz en su final, no te detengas hasta llegar a lo que quieres alcanzar.

Y recuerda...

Que cada mañana, cuando despiertes una flor nuevamente... nacerá".

Desconozco su autor

martes, 7 de diciembre de 2010

ROLLO DE CARNE Y VERDURAS RECETA DE NAVIDAD PARA PERROS

 Se trata de un plato exquisito para los perros y que no contiene nada de grasa, puedes elegir la carne que quieras, pero en esta ocasión se hará con carne de caballo, que tanto gusta a las mascotas.


Es una receta ideal, para que tu perro celebre la Navidad, como el resto de la familia, aporta las proteínas de la carne y las vitamins y minerales de las verduras .

Ingredientes

- 500 gramos de carne picada de caballo

- 2 porciones de pan de molde

- Medio vasito de leche

- 70 gramos de judías verdes

- 70 gramos de guisantes

- 2 zanahorias pequeñas

- 4 huevos

- Pan rallado

- Sal

Modo de elaboración

Colocar un recipiente con agua y una pizca de sal, las judías, los guisantes y las zanahorias en cuadritos y cocer unos 20 minutos y reservar. Adañe a la carne sal, un ajo muy picado y las dos tostadas de pan de molde, remojadas en leche.

Revuelve todo muy bien y coloca un plástico de cocina, extendido en la mesa; sobre él, coloca la carne y encima coloca los vegetales, para terminar cubriéndola con una tortillafrancesay colócala a modo de tapa.

Con la ayuda del plástico, vete enrollandola, hasta formar un rollo o cilindro; abre el plástico de nuevo y coloca sobre la carne el pan rallado, por toda la superficie. Aprieta bien y enrolla de nuevo, y déjala reposar unos veinte minutos.

Debes de quitar el plástico y colocar en un molde engrasado, con un chorrito deaceitepor encima y hornear unos 35-40 minutos, hasta que está tostado a 180ª C., a tu mascota le encantará.

lunes, 6 de diciembre de 2010

MIENTRAS ES HOY

Al abordar este día en que Dios te ha dado la bendición de despertar, es importante que recuerdes que debes mirar la vida de los demás como la tuya propia desde la óptica espiritual de la alegría, la esperanza y la fe.

Siente el regocijo de vivir aquí y ahora, y vive plenamente. Disfruta del día y la noche, el sol y la luna, el calor y el frío, la flora y la fauna, la tierra y el cielo, la lluvia, el amanecer y el anochecer.

Goza del amor, la amistad, el trabajo, el dinero, el mar, el campo, la música, el arte, la danza, la poesía, la risa, la bondad, el placer. Aprovecha pletórico todo lo que te ofrece la vida misma. Mantente siempre dispuesto a probar algo nuevo. Nunca te niegues a aprender lo desconocido, ni le tengas temor a una nueva experiencia.

Quiere a los animales como a todo ser vivo de la naturaleza, y ayuda a conservarla. Vive cada día de tu vida como si fuera el primero y el último, y jamás te quites la edad. Porque cada edad tiene su encanto, festeja tu cumpleaños, y el de los otros.

Regala algo a tus amigos y familia sin importarte las fechas o aniversarios. Huye del rencor, del odio, de la tristeza, del sufrimiento, del dolor. Ignora con calma el mal humor de los otros. No sientas envidia, celos, ni desconfianza.

Sé agradecido, bondadoso, generoso, altruista, y eternamente dispuesto a dar una mano a quien la necesite. Ayuda lo más que puedas sin hacer ostentación de ello. Verás que te sentirás muy feliz cuando hagas un favor, sin esperar recompensas.

No le tengas temor a la muerte, porque ella no existe, es otro nacimiento. Quita al instante todo lo que pueda angustiarte de tu propia mente, y no te dejes influenciar por los malos pensamientos ajenos.

No pienses jamás en la venganza, ni con odio, ni maldad. Sé justo contigo mismo y con los demás. Confía plenamente en la Justicia Divina. Porque ella, tarde o temprano, se encargará de equilibrar tu balanza, y pesar lo justo y lo injusto. Si alguien actúa mal contigo, puedes borrarlo de tu recuerdo o de tu vida sin amargarte.

El que procede con maldad, es dueño de su destino y recibirá las consecuencias de sus actos. Ten en cuenta claramente cuál es el sentimiento mágico de la vida. Date a ti mismo el valor que te corresponde y dáselo a los demás.

Ama tu persona, desde el punto de vista físico como espiritual. De igual forma actúa con tu familia y amigos, aceptándolos tal como son.

Ama a todos como a ti mismo. No te preocupes por los "pagos" y los "cobros" de cualquier índole. Respeta profundamente el trabajo de los otros y has valer el tuyo. Si deseas hacer algo en la vida, hazlo, sin pensar si andará o no. Piensa que funcionará, y no te interese, sea cual sea tu edad, empezar cada vez que sea necesario.

Proponte crear algo y créalo, sin importarte las consecuencias. Ten absoluta confianza en ti mismo, como también en los demás. Que nunca te afecte la opinión de los otros.

No te dejes manipular, como tampoco manipules a los demás. Vístete como deseas y te gusta, no como lo dicta la moda. Adáptate a la riqueza del mismo modo que a la pobreza. Aprovecha todo. Al dinero dale el verdadero valor que tiene, y utilízalo hoy, tal como debe ser.

No tengas sentimientos de culpabilidad, ni te arrepientas por lo que hayas hecho o vivido en el pasado. Piensa que el pasado ya fue, y en el futuro vivirás lo que tenga que venir. No te preocupes jamás. ¡Vive el hoy!

Nunca andes apurado por la vida, no te irrites frente a la imprudencia de otros, ni pelees en una cola del Supermercado. Entiende la falta de sentido o la poca inteligencia en los demás. Lleva tu propia alegría y "buena onda" a todos los que trates, y a los lugares donde concurras. Y ese "algo" que atrae tremendamente, será la chispa que encienda a cualquier ser triste y apenado.

Las demás personas sentirán la necesidad imperiosa de estar siempre a tu lado, puesto que tendrás mucha energía para regalar. Y... tendrás Sabiduría... Que no se aprende en colegios ni universidades, ni se obtiene a través de diplomas. ¿De dónde sacarás esa energía? De Dios, de tu Fe, de la Esperanza, y fundamentalmente, de tu Armonía con el Universo.

Viviendo bien este día tú estarás preparándote para un hermoso día sin nubes, sin tormentas, sin noche, que el Creador a todos nos ofrece educándonos y valorizando las horas con disposición, con coraje y con grandeza de alma.

Desconozco su autor



domingo, 5 de diciembre de 2010

COMO BAILAR BAJO LA LLUVIA



Era una mañana agitada, eran las 8:30, cuando un señor mayor de unos 80 años, llegó al hospital para que le sacaran los puntos de su pulgar. El señor dijo que estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am.

Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo. Lo ví mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curado, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.

Mientras le realizaba las curaciones, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado.

El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geríatrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella.

El me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí ya que pacedía de Alzheimer.

Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde.

Me respondió que hacia tiempo que ella no sabía quien era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo.

Me sorprendió, y entonces le pregunté, 'Y usted sigue llendo cada mañana, aun cuando ella no sabe quien es usted?'

El sonrió y me acarició la mano 'Ella no sabe quien soy, pero yo aún se quien es ella.'

Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé,

'Ese es el tipo de Amor que quiero en mi Vida.'

El Amor Verdadero no es físico, ni romántico.

El Amor Verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será.

La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo; ellos sólo hacen todo, lo mejor que pueden.

'La vida no se trata de cómo sobrevivir a una tempestad, sino cómo bailar bajo la lluvia.

OSO EN EL PUENTE DONNER


Este Puente está en la vieja autopista “Donner”. Tiene una vista espectacular del lago y del camino.
Era un sábado por la tarde cuando un oso estaba caminando por la orilla del puente, dos carros que también pasaban lo espantaron, cayéndose por un costado, pero alcanzó a sostenerse del arco del mismo.


No podía ni salirse ni saltar.

Las autoridades pensaron que ya nada se podía hacer porque ya era tarde, entonces cuando regresaron para venir a encontrar al oso durmiendo muy tranquilo donde estaba atrapado.
 


Despues de asegurar una red debajo del puente, le aplicaron un tranquilizante. El oso  cayó en la red, lo bajaron, se despertó y caminó.

Hay una moraleja en esta historia:  Puede ser que este oso haya hecho un movimiento equivocado y encontrarse colgando de sus uñas. De alguna manera se las arregló para ponerse en el arco del puente, donde se dió cuenta que estaba en una mala, pero muy mala e imposible situación ¿Qué fue lo que hizo? ¡Hey! Se tomó una siesta. Y  la situación se le compuso sola mientras él  dormía.
CONCLUSIÓN:

Relájate Tómate una descanso y deja al Universo hacer el trabajo!

viernes, 3 de diciembre de 2010

UNA FLOR EN EL PELO



Ella siempre usaba una flor en el pelo. Siempre. En general, me parecía que estaba fuera de lugar. ¿Una flor a mediodía? ¿En la oficina? ¿Para ir a una reunión de profesionales?


Era aspirante a diseñadora gráfica en la empresa donde yo trabajaba. Todos los días entraba en la oficina, decorada en un seco estilo ultramoderno, con una flor en el pelo, que le llegaba a los hombros. Casi siempre, su color combinaba con el de su atuendo, por lo demás adecuado. Lucía como una pequeña sombrilla de colores vívidos, prendida al gran telón de fondo que formaban sus ondas morenas.

En ocasiones (cuando celebrábamos la Navidad, por ejemplo) esa flor añadía un toque festivo que resultaba adecuado. Pero en el trabajo parecía fuera de lugar. Las mujeres más profesionales de la oficina estaban prácticamente indignadas; opinaban que alguien debía llevarla aparte e informarle cuáles eran las reglas para que te tomen en serio en el mundo de los negocios. Otras, incluida yo misma, lo veíamos como un simple capricho personal; en la intimidad la llamábamos la florida. -¿La florida ya terminó el diseño preliminar del proyecto para Wal-Mart?-preguntaba una, con una sonrisita aviesa.

-Por supuesto. Hizo un trabajo estupendo. La verdad es que la muchacha está floreciente-podía ser la respuesta, con mucho aire de superioridad y diversión compartida. Por entonces, esas bromas nos parecían inocentes. Que yo supiera, nadie había preguntado a la joven por qué llevaba una flor a la oficina día a día. En realidad, probablemente habría sido más fácil interrogarla si algún día se hubiera presentado sin ella. Y un día, así fue. Cuando entró en mi oficina con su proyecto, me extrañé:

-Veo que hoy no se ha puesto ninguna flor en el pelo. Estoy tan acostumbrada a vérsela que es como si le faltara algo.

-Oh!, sí- respondió, en tono bastante sombrío. Eso contrastaba con su personalidad, habitualmente alegre y animosa. La pesada pausa siguiente me instó a preguntar:

-¿Se siente bien? Aunque esperaba que respondiera que sí, sabía intuitivamente que eso encerraba algo más importante.

-Bueno- musitó, con las facciones abrumadas de recuerdo y dolor-, hoy es el aniversario de la muerte de mi madre. La extraño mucho. Creo que me siento algo triste.

-Comprendo -dije. Me inspiraba compasión, pero no quería meterme en terrenos emotivos:

-Supongo que le cuesta hablar del tema. Mi parte empresarial ansiaba que ella lo confirmara, pero en el fondo sabía que eso entrañaba algo más.

-No, no, está bien. Sé que hoy estoy demasiado sensible. Para mi es un día de duelo, ¿comprende? Y comenzó a contarme su caso.

- Mi madre sabía que el cáncer la estaba matando. Cuando murió yo tenía quince años. Éramos muy unidas. Ella estaba llena de generosidad, de amor. Como sabía que iba a morir, me grabó un mensaje para cada cumpleaños, desde los dieciséis hasta los veinticinco. Hoy cumplo los veinticinco años. Esta mañana vi el video que preparó para este día. Creo que todavía lo estoy digiriendo. ¡Y cómo me gustaría tenerla conmigo!

-Bueno, créame que la acompaño en su sentimiento -dije, con total sinceridad.

-Gracias, por ser tan buena -replicó- Ah, con respecto a la flor...Cuando yo era

chica mamá solía ponerme flores en el pelo. Un día, estando ella internada, le llevé una bella rosa de su jardín. Cuando se la acerqué a la nariz para que percibiera el perfume, ella la tomó y, sin decir palabra, me apartó la melena de la cara y me la puso en el pelo, como cuando era chiquita. Murió ese mismo día.

Los ojos se le llenaron de lágrimas.

-Desde entonces siempre uso una flor en el pelo. Es como si ella me acompañara, aunque sólo sea en espíritu -suspiró- Pero hoy vi el video que preparó para este cumpleaños; me decía que lamentaba no poder verme crecer y que esperaba haber sido buena madre. Y que le gustaría recibir alguna señal indicativa de que yo podía bastarme sola. Así pensaba mi madre; así hablaba. -sonrió con afecto ante el recuerdo. -Era muy sabia. Asentí con la cabeza.

-Así parece, en efecto.

-Y yo pensé: ¿cuál podría ser esa señal? Entonces me pareció que debía dejar de ponerme la flor. Pero echo de menos lo que representaba. Sus ojos de avellana se perdieron en recuerdos.

-Fue una gran suerte tener una madre como ella. Pero no necesito usar una flor para recordarla. En realidad, lo sé perfectamente. Era sólo un signo exterior de mis atesorados recuerdos. Me siguen acompañando, aunque no use la flor. Pero la voy a extrañar... Ah, aquí está el proyecto. Espero que le guste.

Me entregó la carpeta pulcramente preparada, firmada y con su marca distintiva: una flor dibujada a mano bajo el nombre.

Recuerdo haber oído decir, cuando era joven: "Nunca juzgues a otra persona sin haber caminado un kilómetro con sus zapatos". Pensé en las veces que había criticado sin ninguna sensibilidad a esa joven de la flor en el pelo.

Era trágico que lo hubiera hecho sin estar informada, sin conocer la historia de la muchacha y la cruz que debía soportar. Si me enorgullecía de conocer cada faceta de mi empresa, por intrincada que fuera, de saber con exactitud cómo se coordinaban las distintas funciones, ¿no era trágico haber adoptado la idea de que la vida personal no tenía nada que ver con la profesión? ¡Pensar que cada uno debía dejar sus cosas privadas a la puerta cuando entraba en la oficina!

Ese día supe que la flor en el pelo simbolizaba el don del amor de esa muchacha, su manera de mantenerse en contacto con la madre perdida cuando era tan jovencita.

Al estudiar el proyecto que me había entregado, me sentí honrada por tratar con alguien tan profundo, con tal capacidad de sentir...de ser. Se explicaba que su trabajo fuera siempre excelente. Vivía dentro de su corazón. Y me obligó a visitar nuevamente el mío.

Bettie B. Youngs

jueves, 2 de diciembre de 2010

PATO O AGUILA TU DECIDES...



Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salio del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera
del taxi.

Le alcanzo un cartón plastificado y le dijo: yo soy Willy, su chofer. Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.

Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera mas rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable”

Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio sin una mancha!!

Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo, “Le gustaría un café?

Tengo unos termos con café regular y descafeinado”. Rodrigo bromeando le dijo:

“No, preferiría un refresco” Willy sonrío y dijo: “No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja”. Casi tartamudeando Rodrigo le dijo: “Tomare la Cola dietética”

Pasándole su bebida, Willy le dijo, “Si desea usted algo para leer, tengo el Reforma, Esto, Novedades y Selecciones…”

Al comenzar el viaje, Willy le paso a Rodrigo otro cartón plastificado, “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio”

Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenia el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual seria la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus
meditaciones. ...

“Dime Willy, -le pregunto asombrado Rodrigo- siempre has atendido a tus clientes así?”

Willy sonrió a través del espejo retrovisor. “No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años manejando los gaste la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuche en la radio acerca del Dr. Dyer un “Gurú” del desarrollo personal. El acababa
de escribir un libro llamado “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. Dyer decía que si tu te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. El decía: Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo”.

“Esto me llego aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los
clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios”.

“Se nota que los cambios te han pagado”, le dijo Rodrigo.

“Si, seguro que si”, le dijo Willy. “Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique.

Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservación a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”.

Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.

Posiblemente haya contado esta historia a mas de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.

Willy el taxista, tomo una diferente alternativa:
El decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.

No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, Un servidor publico,"político", ejecutivo, empleado o profesionista, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?

Recuerda: ES TÚ DECISIÓN Y CADA VEZ TIENES MENOS TIEMPO PARA TOMARLA