jueves, 17 de abril de 2008

OBESIDAD EN MASCOTAS


De acuerdo con un estudio publicado en una revista de Medicina Veterinaria Interna, cerca de 40% de los perros y gatos podrían ser obesos, con pesos 20% arriba de lo que se considera el peso ideal de acuerdo con su raza y edad. Esta obesidad así como tan igual en los humanos, puede manifestar otras complicaciones y malestares como: diabetes, disminución de la energía y de la función del sistema inmune, problemas dermatológicos, así como problemas músculo, esqueléticos y ortopédicos.
¿Qué causa este sobrepeso de tu mascota?Hablamos de la falta de ejercicio, alimentación excesiva, la propia genética del animal y trastornos tiroideos y de la pituitaria. Las razas de perros que están más propensas a sufrir de sobrepeso son los beagles y basset hounds, esto por su genética, en cuanto a los gatos, los estudios prueban que las razas mezcladas son más propensas, así como los gatos domésticos. Además es cierto que la castración y la esterilización posiblemente afecte su metabolismo.
Para determinar si su mascota está gorda sólo hace falta un simple análisis visual:
Siente las costillas. Coloca tus pulgares sobre la columna vertebral de tu mascota y desliza suavemente las palmas a lo largo de sus costillas. Éstas deben sentirse sin ejercer demasiada presión.
Analiza el perfil de su mascota desde distintos ángulos. De lado, la barriga de una mascota con sobrepeso será evidente, en algunos casos oscilante, justo al sur de la caja torácica. En el caso de los animales de pelo largo, toca suavemente la barriga; en los gatos una señal evidente es un flojo delantal de grasa.
Desde arriba, observa si la cintura se sumerge por debajo de las cotillas. ¿No hay cintura? Entonces tu mascota tiene problemas de sobrepeso.
Cuando llegue el momento de poner a dieta a tu mascota obesa, primero consulta a tu veterinario. Él podrá determinar un peso ideal, y ayudar a crear un plan de dieta.
Los veterinarios también te sugieren:
Compra alimento bajo en calorías disponible en cualquier lugar en el que se vendan productos para mascotas. Aliméntela con horarios fijos y regula la cantidad. No dejes el traste para la comida a su disposición durante todo el día.
Pesa regularmente a tu mascota. Si puede levantarlo tú solo, pésate primero tú, y luego con su mascota en brazos.
Ejercita a su mascota. Si tiene un perro aumente el tiempo de las caminatas y de juegos. Si tienes un gato, un animal que pasa despierto de seis a ocho horas del día, hacerlo bajar de peso con ejercicio puede ser difícil.
Trata con juguetes. Si tu gato responde al juego, persiguiendo o atacando plumas, juguetes para gatos e incluso el punto de un indicador de láser, pasa más tiempo haciendo estás actividades. Incluso un gato flojo se puede animar cuando se siente inspirado por un nuevo juguete.
Fuente: El Universal
Publicar un comentario