jueves, 15 de enero de 2009

CONVICTO PREFIERE LA CÁRCEL A SUS PADRES




Tiene problemas con la justicia pero sus conflictos psicoanalíticos parecerían bastante resueltos. Prefiere volver a prisión que soportar a sus padres.

Un convicto que hace uso del privilegio de la prisión domiciliaria, portando un localizador personal, le rogó a la policía que lo vuelvan a encarcelar. No soportaba vivir con sus padres.

Guido Beneventi, condenado por robo, tuvo la dicha de que le reduzcan la condena con la condición de que se mantuviera en su casa paterna en Palermo, Italia. Una vez ahí, al parecer, sus padres constantemente lo regañaban por sus crímenes y le ordenaban que limpiara su habitación.

En un punto dado Benevienti decidió romper su arresto domiciliario para dirigirse hasta la estación de policía y rogó que lo apresaran. A los policías que lo trasladaron de vuelta a la prisión de Ucciardone les dijo "Uds. son mis salvadores, no podía pasar un día más con ellos. Era como ser un niño otra vez. La prisión es mejor".
Publicar un comentario