martes, 20 de enero de 2009

EN LA VIDA





En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias

Robert Green Ingersoll
Publicar un comentario