miércoles, 29 de abril de 2009

¿UNA FOCA COMO MASCOTA?




La lógica es la siguiente: un animal se convierte en mascota mientras el hábitat en el cual irá a vivir sea lo más parecido, o por lo menos lo más cómodo, para su desarrollo vital. Es decir, mientras más alejado se esté de esta lógica, menos comodidad puede tener un animal.

Por ello llama la atención que esta foca sea una mascota que vive en un ambiente doméstico, como lo tienen sus dueños.


Como ven, se trata de una foca muy particular, pues tiene un aspecto exterior parecido al de un tigre, con manchas en la piel. Según dicen, puede llegar a presar más de 300 kilos cuando crezca, y más aún cuando se trata de una hembra.

Por ello, la pregunta es: ¿Está bien o mal tener en cautiverio, fuera de su hábitat a un animal como este?
Publicar un comentario