martes, 30 de junio de 2009

SI ERES FELIZ A EXPENSAS DE LA FELICIDA DE OTRO, ESTAS ATADO PARA SIEMPRE.


Lo que quiera que poseas en este mundo lo tienes a expensas de otro, a costa del placer de otro. No existe otra manera. Si realmente no quieres enemistarte con nadie en el mundo, tienes que abandonar por completo la idea de posesión. Aprovecha en el momento cualquier cosa que te ocurra, pero no seas posesivo. No trates de reclamarlo como tuyo. Nada es tuyo, todo pertenece a la existencia.
Venimos con las manos vacías y con las manos vacías nos iremos, por tanto, ¿qué objeto tiene tanta reclamación entre tanto?

Y así es... nos encanta poseer, pero no disfrutamos, porque al agarrar con tanta fuerza eso que es el objeto de tu deseo, aprietas tanto que la mano duele.
¿Y qué decir de las personas? Queremos respirar a través de ellas, vivir por ellas, hacer cosas por ellas, y te preguntas ¿cómo es que hago eso, si yo le dejo hacer lo que quiere? Y yo te digo como es que tu estas poseyendo a una persona sin hacerte consiente, cuando dudas de ella, cuando te enojas porque no hace lo que se comprometió, porque no te da lo prometido, porque te incomoda sus actitudes, porque tienes celos, porque sufres...sufres por la persona que está a tu lado, llámese amigo (a), compañero (a) hijo (a), o cualquier persona. Leíste bien: SUFRES, no es que te enojes, eso es solo un síntoma por llamarlo así, en el fondo hay sufrimiento.
Yo se que lo primero que piensa la mente es: "pero tengo razón en enojarme...", (sea cual sea la razón) y yo te digo, desde el punto de vista de tu mente, esto es cierto. Pero tú eres una persona que se relaciona por el sentimiento amor, sea cual sea la relación con la persona, y estas metiendo el razonamiento cuando piensas que tú tienes la razón. Y te repito, desde el punto de vista de actitudes, mente, roles, si lo enrolas en la mente, si claro, tienes razón, pero se sustituye el amor por la razón. Y entonces dejas de relacionarte, por lo tanto al entrar la mente racionalista, el amor es sustituido y luego sientes su ausencia, por eso se sufre en las relaciones, sean del tipo que sean.

Y después de pelear por quien tenía o tiene la razón, ¿cómo te sientes? satisfecho por tener la razón, pero fracturado el amor, y no hay felicidad, porque esa satisfacción es superflua, es transitoria, porque después quieres la siguiente batalla de la razón ganada, del respeto por imposición y no por amor y convicción, y de satisfacción superflua a satisfacción superflua, de tiempo en tiempo, las marcas de esas batallas por la razón se marcan en la frente, y en el corazón, se somatizan en el cuerpo y se llora por el amor del ayer.

¿Deseas tener siempre la razón, o ser feliz?

Recuerda, que cuando entablaste la relación, sea cual sea, fue a través de un acuerdo, con palabras, no por exigencia, así, de esta misma manera, que hiciste los acuerdos por convicción amorosa o laboral, o amistosa, puedes hacer acuerdos cuando no se cumpla lo pactado, pero no olvidando tu sentir, y no tu razón. SIENTE, SIENTE, SIENTE, esa es la invitación, siente si cuando estás en la toma de acuerdos o en la discusión sientes sufrimiento o tranquilidad,
y en ningún momento te estoy diciendo, deja que todo pase, que te hagan como quieran, que pasen sobre ti, te estoy invitando,
primero: a que veas si tu relación con las cosas o las personas es de apego, dependencia, posesión, de chantaje
segundo: a que te observes cuando peleas, discutes, o tratas de tomar las riendas de las cosas, si estas sintiendo rabia, coraje, dolor, celos, impotencia, y de ser así te darás cuenta que tu personalidad está luchando por querer tener la razón,
si estas en la discusión, la pelea, o tratando de tomar las riendas de las cosas, pero te sientes en tu centro, en paz, con la convicción de que hay sentimientos encontrados y acciones inadecuadas que se han tomado, pero existe la intención por todas las partes a arreglarse por amor, y no porque así "tiene que ser" o "porque lo digo yo" entonces estas en el camino de la liberación, porque estas dejando que todas las partes hablen, porque has callado a tu ego lastimado para no darle gusto, y más bien sanarlo. Decir NO también es amor.

Date cuenta, posees porque crees que te hace falta algo, y de verdad, nunca nada te ha faltado, lo que pasa es que lo has buscado en otros lados, has buscado el amor donde no está, empieza hoy a buscar el amor en ti, dentro de ti, y para ti, y después abras de compartir en libertad cualquier relación, sin sufrimiento, porque sabrás que nada de lo que hagan los demás puede afectarte, y así es, créelo, nada de lo que hacen las personas te afectara, cuando te ames, cuando te respetes a ti mismo, cuando te seas fiel a ti. Y de ahí, a compartir el amor libremente, sin sufrimiento, pero si, con amor, para el amor,
Publicar un comentario