miércoles, 15 de julio de 2009

LA BARRERA IDIOMÁTICA DEL CRIMEN




Un asaltante estadounidense no pudo robar en una tienda porque la vendedora sólo hablaba español.

Un hombre desistió de robarle a una empleada del Supermercado Asia porque ella no le entendía lo que le pedía. El asaltante fracasó en su intento de transmitirle sus exigencias a Angelina Gerónimo, quien sólo habla español.

"Él le apuntaba con el arma pero ella no entendía qué le estaba diciendo", explicó Moses Orosco, hijo del propietario de la tienda. El video de vigilancia muestra a la mujer mirando al asaltante mientras la amenazaba con una pistola y atinando sólo a mover la cabeza en gesto negativo.

Los encargados de la tienda explicaron que es la segunda vez que ingresan con intenciones de robar en el local y que decidieron armarse ellos también. "Nos robaron la primera vez. Ahora lo intentan de nuevo. La próxima vez alguien va a salir lastimado. Tenemos derecho a protegernos", sostuvo Orosco.
Publicar un comentario