jueves, 26 de noviembre de 2009

EL MUERTO VOLVIÓ POR LA ROPA


Luego de que la policía buscara infructuosamente el cadáver con buzos tácticos, y que hubiera empezado la gestión para conseguir un submarino, el supuesto muerto se presentó. Maciej Nowak, de 24 años, volvió a la escena del hecho en Urzedow, Polonia, buscando su ropa.

Maciej desapareció luego de haber sido abandonado por su novia y fue visto por última vez bebiendo en abundancia. Cuando sus amigos encontraron su ropa al borde del lago imaginaron que se había suicidado e hicieron la denuncia.

"Nos dijo que no sabía por qué se había sacado la ropa ya que estaba borracho. Se despertó en una casa vecina. Gente de la zona lo encontró desnudo e inconsciente y lo metieron adentro hasta que se le pasara la ebriedad", explicó un vocero policial.

La novia de Maciej, Kasia Lubelska, de 23, dijo que jamás volvería con él. "Son este tipo de estupideces las que me hicieron dejarlo. ¿Cómo puedo permitir que un hombre así sea el padre de mis hijos", declaró.
Publicar un comentario