domingo, 6 de diciembre de 2009

INDIGENTE SATELITAL




Una mujer indigente se creó una casilla de lujo en la que tiene televisión satelital y ducha solar.

Sharon Simpson vivió en un rincón de la rotonda de Pentagon Island, en Derby, Reino Unido, por cinco meses sin que nadie notara su presencia. La madre de siete empezó por ubicarse donde pudo en una carpa en la que entraba ella sola. Actualmente su tienda tiene TV, reproductor de DVD, estufa y una ducha que se calienta con energía solar.

"La basura de unos es el tesoro de otros", explicó la señora Simpson. Tomando aquello que otros descartaban, reparando algunas cosas y muniéndose de baterías de autos que un amigo le recarga pudo equipar su casa con todo tipo de comodidades.

La mujer, sin embargo, debió mudarse cuando perdió la privacidad que le daban los arbustos circundantes. Con la llegada de las bajas temperaturas se cayeron todas las hojas y quedó muy expuesta. Así que se fue a vivir con su hermana a un departamento.
Publicar un comentario