domingo, 20 de diciembre de 2009

LAS LÁGRIMAS.



"Generalmente asociamos las lágrimas a la pena, pero en realidad cualquier emoción puede provocar lágrimas. Hay lágrimas de tristeza, de cólera, de rabia, de despecho, y también hay lágrimas de alegría, de admiración. La poesía, la pintura y la música pueden llenar nuestros ojos de lágrimas, así como ciertas conductas humanas cuando son particularmente hermosas y nobles. En la medida en que las lágrimas liberan una cierta tensión interior, cualquiera que sea su origen, son utiles. Pero evidentemente las lágrimas de alegría y de admiración son las más beneficiosas. Por lo tanto, no sequéis estas lágrimas con la mano, sino recogedlas en un pañuelo limpio y conservadlas cuidadosamente, porque poseen un gran poder. Las lágrimas de despecho, de pena o de cólera, dejad que se sequen, no son más que un poco de agua salada, pero conservad las lágrimas que han sido arrancadas de lo más profundo de vuestra alma."

Omraam Mikhaël Aïvanhov
Publicar un comentario