domingo, 31 de enero de 2010

PARA PERRO DE CACHE



Inspirado en establecimientos similares en Japón, se trata de la primera cafetería para perros en México
Cafetería para perros de caché
Existen en Japón, es la primera que instalan en México

El Bow-Wow Deli de la Ciudad de México es un pequeño café en una esquina del barrio de la colonia Roma, donde se pueden encontrar clientes que van desde un intelectual que bebe café sólo en un rincón hasta perros de todas las razas y tamaños.

Inspirado en establecimientos similares en Japón, se trata de la primera cafetería para perros en México, donde son bienvenidos también los humanos, solos o con mascota.

La creadora del concepto es Miki Nakai, una amante de los perros de 36 años, nacida en Japón, donde se dedicaba a la publicidad. Aunque también vivió tres años en Nueva York haciendo periodismo.

Aunque Nakai tiene seis años viviendo en México, Bow Wow Deli abrió sus puertas en octubre de 2006. La idea le surgió luego de que ella y su esposo, quien es un chef mexicano, adoptaron a un galgo africano abandonado y de estómago delicado. Entonces Miki comenzó a cocinar exclusivamente para él porque tenía problemas para digerir la comida comercial.

Se puso a investigar sobre nutrición canina además de recibir ayuda de una amiga veterinaria de Alemania: “Es igual a cuando tienes tu primer bebé, eres muy sensitivo hacia la comida”.

Aunado a esto, Miki quería ir a todos lados con su “hijo” y se topó con que no había lugares a los que pudiera entrar con él. Por aquel tiempo ella también preparaba pasteles con ingredientes naturales para sus perros y los de una amiga. Poco a poco su fama fue creciendo y le empezaron a hacer pedidos.

Después se puso a hacer unas galletas de avestruz, de cordero y de pollo que dio a conocer en ExpoCan: “Luego de eso, pasó como un año para abrir BowWow Deli porque no estaba segura de que el mercado mexicano estuviera maduro para un concepto así.”

Hoy, reciben a unos 20 clientes al día, aunque la mayor afluencia es en fin de semana. El menú, que ofrece café gourmet y té verde para los dueños de los caninos, incluye también galletas de hígado de avestruz y pasteles con glaseado de puré de papas para los delicados paladares de los perritos.

Además se hacen fiestas para perros y hay pasteles para que el festejado comparta con sus babeantes amigos. Se preparan con harina, huevos e hígado puro, nada de conservadores, polvo de hornear, leche, azúcar o chocolate.

Miki explica que por ahora no está lista para vender al mayoreo pues le falta capacidad de producción; actualmente genera tres empleos directos.

Sus planes son hacer venta de mayoreo de sus galletas y pasteles. Luego, empezar a franquiciar el modelo del restaurante. Por último, ser distribuidora en México de una exclusiva línea de artículos para mascotas que usan hasta los perros de Paris Hilton.

Perros de mucha etiqueta

Para poder entrar a Bow Wow Deli, los perros deben cumplir con un “código de etiqueta”. En principio el cliente asume la responsabilidad de cualquier problema que provoque su mascota. No se permite la entrada a perras en celo o que acaban de salir de él. Deben llevar collar y cadena. No deben subirse a las mesas o sillas. Deben estar vacunados y libres de pulgas.

Delicias caninas

Miki explica que cuando se trata de un cliente de primera vez lo que más piden son los pasteles, pero cuando es su segunda o tercera vez, se inclinan por las galletas o especialidades.

El menú regular incluye sándwich de pollo y pasta con vegetales (van de 35 a 55 pesos), risotto de cordero con vegetales (de 35 a 55 pesos), molleja de avestruz y pavo con vegetales y arroz (35 a 55 pesos), terrin de pollo con hígado de avestruz y vegetales obre pasta (40 a 65 pesos), paquete de galletas+agua purificada (va de 15 a 25 pesos) y pasteles (35 y 55 pesos).


Más información: http://www.bowwowdeli.com/




Publicar un comentario