miércoles, 17 de marzo de 2010

POR FAVOR, NO HAGA COPIAS DE LAS LLAVES


Así deberían aclarar en la concesionaria Red Star, luego de que un hombre, con una copia de la llave que había hecho sin que se dieran cuenta ese mismo día, se robó la camioneta que había probado.

Scott King, un residente de 39 años de la ciudad de Lincoln, Nebraska, fingió estar interesado en la compra de una Chevrolet Silverado de 1995 y como es costumbre, los empleados de Red Star, una pequeña concesionaria local, le ofrecieron probar el vehículo. Hasta ahí, todo ocurrió normalmente. King se llevó la pick-up y un rato más tarde la devolvió y se retiró del lugar, aduciendo que iba a pensar un poco más antes de realizar la compra. Lo que nadie esperaba, era que King regresara a la noche y sin que fuera visto, se llevara la camioneta del estacionamiento. Resultó ser que el ladrón había hecho una copia de la llave durante el tiempo en que supuestamente estaba probando el vehículo.

Al día siguiente, cuando los empleados notaron que faltaba la camioneta, comunicaron la ausencia al dueño del establecimiento, Vince Cornell, quién se dirigió hacia la dirección que King previamente le había dado. De esa manera Cornell encontró la Silverado estacionada a 10 cuadras de la casa de King.

El sujeto ya nos había comprado un vehículo anteriormente, pero esta vez tuve un mal presentimiento", dijo Cornell acerca del ladrón. King ya tenía antecedentes y según informó la policía local, ya había estado preso por asalto, robo y posesión de armas y drogas.

"Somos un comercio pequeño, y no tenemos sificientes empleados para acompañar a todos los que quieran probar un vehículo", expresó Cornell a la prensa. Obviamente en Red Star, su concesionaria, esperan no sólo que se los devuelvan, sino que confían en que no harán copias de seguridad para llevarse los vehículos a la noche.
Publicar un comentario