martes, 25 de mayo de 2010

FELICIDADES



Hoy no es navidad, ni año nuevo, ni tu cumpleaños. Hoy es un día normal, pero un día para ti.

¡FELICIDADES!

Porque estás viviendo. Respiras, caminas, tienes hambre y alimentos con que saciarte, tienes sed y agua para beber.

Tus ojos están abiertos para percibir el brillo de mil colores, tus oídos registran los sonidos más variados, tu tacto, tu piel, experimentan el escalofrío de mil sensaciones.

En tu interior se despierta una variedad de sentimientos, de ideas, de preguntas y respuestas, de palabras y silencios.

¡FELICIDADES!

Porque vives ahora y aqui, porque tienes una familia, amigos que te aman, un hogar donde llegar cada día después del trabajo.

Porque eres capaz de amar y ser amado/a, de gozar la paz y tambien de darla a los demás.

Porque poco a poco con algún sufrimiento y con alegrías, vas construyendo tu vida como persona, como criatura de Dios, esposo, esposa, madre, padre, hijo, hija, hermano, hermana, amigo, amiga, en el día a día.

¡FELICIDADES!

¿Verdad que vale la pena que te feliciten aunque no sea un día especial?

¿Pero... quieres decir que hoy no es un "día especial"?

Tienes a tu lado a personas que te aman y te valoran, y personas a las que puedes amar y tienes un Dios al que puedes amar.

¿O te falta alguna otra cosa? ¿Te podemos felicitar o no?

No te agobies por el mañana...

"No te preocupes por el mañana, porque el mañana traerá sus propias preocupaciones. A cada día le bastan sus quebraderos de cabeza” (Mt. 32-34)

SI, ¡FELICIDADES!

Porque hoy has reconocido la infinita posibilidad de abrir un universo nuevo cada mañana de tu vida.

Recuerda: Vive en plenitud. Haz el bien sin mirar a quien.

Autor desconocido
Publicar un comentario