lunes, 14 de junio de 2010

DOS AÑOS VIVIENDO EN CABINA TELEFÓNICA




Un hombre que se niega a identificarse o a hablar con los demás vive en una caseta telefónica en Dalian, China.

El hombre descansa durante el día en la cabina a pesar de su reducido espacio y a la noche sale a mendigar por el barrio. Duerme hecho una bolita encima de frazadas y almohadones.

También le ha agregado con el tiempo algunas "comodidades" a su habitáculo. Del techo cuelgan sus prendas y tiene repisas donde apila botellas de agua y cajas con comida. Para su higiene personal utiliza los servicios sanitarios públicos.

La cabina queda en la concurrida plaza Zhongshan del centro de la ciudad y si bien la gente quiere ayudarlo a encontrar a su familia él se rehúsa a hablar con nadie (paradójicamente).
Publicar un comentario