martes, 22 de junio de 2010

EL PORSCHE MÁS LENTO DEL MUNDO




Una artista creó un auto deportivo de lujo con celofán y cinta adhesiva. Desarrolla velocidades deprimentes.

Ferdinand GT3 RSX es la creación de Hannes Langeder un artista australiano que intentó desarrollar el auto más ecológico del momento. Le dedicó a su construcción unas mil horas en los últimos dos años y medio.

"El chasis del auto está hecho de tubos plásticos de PVC de los utilizados en instalaciones eléctricas. Además lleva celofán y diferentes clases de cinta adhesiva. El acabado exterior de hecho es cinta dorada", explicó Langeder. "Al no tener motor no produce emisiones de gas y deja mucho espacio libre en la cajuela".

Para mover el auto hay que pedalear, pero la parte buena es que las luces funcionan.
Publicar un comentario