martes, 12 de octubre de 2010

EL DESTINO TURÍSTICO MÁS ATERRADOR






La Isla de las Muñecas en México es el destino turístico más aterrador. Un viaje al interior de un subconsciente perturbado.

Al llegar a la isla por los lúgubres canales de Xochimico, a pocos kilómetros de la Ciudad de México, la vista ya es inquietante. El lugar lleva el nombre de Isla de las Muñecas porque desde los años ‘50 su morador, Julián Santana, empezó a colgar estos juguetes antropomórficos en los árboles con la intención de protegerse contra los malos espíritus.

Los rumores sostienen que durante cinco décadas Santana habló con sus inertes compañeras de ojos ausentes y que les pedía protección y buenas cosechas, pero que un día, un par de años atrás, el hombre apareció ahogado en su chinampa (huerto flotante). Y, por supuesto, la leyenda no se hizo esperar: sus muñecas lo mataron.

Se aconseja realizar el recorrido por el canal y conocer los senderos de la isla especialmente en las noches de luna llena. Y, quién le dice, podría conocer a alguien.
Publicar un comentario