lunes, 11 de octubre de 2010

INVITAN A LOS ESPECTADORES A PASAR LA NOCHE



Una compañía de teatro en Londres representará una obra en la cual la audiencia debe llevar su pijama y quedarse a dormir.

Lullaby, producida por la compañía de teatro Duckie, transformará la sala en un inmenso dormitorio con varios baños. A última hora los espectadores escucharán unos cuentos y se les servirá el desayuno a la mañana siguiente.

Simon Casson, productor, explica que la obra será "muy acogedora". "Cada vez que voy al teatro me quedo dormido, así que pensé: por qué no tomamos esa idea y hacemos un espectáculo que aproveche el concepto y que deliberadamente ponga a la audiencia a dormir", explicó.

La obra está siendo promocionada como "una soporífera serenata a la luz de la luna seguida por siete horas de sueño y un rico desayuno para ponerlos en marcha".

El teatro contará con camas simples, dobles y triples. La incógnita que nos suscita, entonces, se enfoca en los límites del carácter "acogedor" de la obra.
Publicar un comentario