jueves, 13 de enero de 2011

LA FABULA DEL PUERCOESPIN

Cuenta la fábula que la Edad de Hielo causó la muerte de muchos animales, y el destino no reservaba un final distinto para nuestros amigos puercoespines. Con gran temor por su futuro, estos animalitos decidieron juntarse en grupos para protegerse entre sí, pero tuvieron un gran inconveniente: las heridas causadas por las espinas de sus compañeros.


Un poco desilusionados, los puercoespines se separaron, pero el frío creciente pronto los congeló, y algunos animales comenzaron a morirse ¿Qué podían hacer? En ese momento se dieron cuenta que tenían dos opciones… Morir a causa de las bajas temperaturas o aceptar las espinas de los demás compañeros.


Y eligieron la segunda, entendiendo que para poder recibir el calor de los demás tendrían que adaptarse a la convivencia y aprender a soportar las pequeñas heridas que los seres próximos les podrían causar. Sólo así pudieron sobrevivir.

Moraleja: La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino una en la que cada individuo aprende admirar las cualidades del otro y a convivir con sus defectos.
Publicar un comentario