martes, 5 de abril de 2011

CONSEJOS PARA DECIR ADIÓS A UNA MASCOTA

Consejos para decir adiós a una mascota. Eran las primeras semanas de Diciembre 2003 cuando nuestra mascota Zuker murió, un perro cruza que tenía 6 años, toda nuestra casa estaba de luto. Cuando llega el momento que debemos practicar la eutanasia porque ya no hay más remedio, el dolor que esto genera es aún mas difícil sabiendo que Zuker tenía muchos años por delante si hubiera estado saludable.


Por ese motivo, debemos ser fuertes, pensar en nuestras mascotas y no en nosotros. En ese duro momento, debemos tener en cuenta si su calidad de vida es buena o al menos soportable para nuestros queridos animales.


Hay varios puntos para tener en cuenta:


¿Sigue comiendo?

¿Todavía le gusta interactuar con la gente?

¿Está físicamente cómodo?

¿Controla la vejiga y los intestinos?

¿Sus problemas médicos todavía son manejables?

Cuando la respuesta a la mayoría de esas preguntas es no, es hora de considerar la posibilidad de que su perro ogatouna salida pacífica de la vida.

Porque usted sabe que es lo mejor para mascota, sólo tú puedes decidir cuándo es el momento adecuado, pero no tenga miedo de preguntar a su veterinario o un amigo cercano que también es un amante de los animales para que le oriente. A menudo, pueden ver las cosas con más claridad, ya que no están tan vinculados emocionalmente.

La mayoría de los veterinarios son muy buenos para ayudar a propietarios de entender cuando la calidad de vida se degrada hasta el punto que ya es hora de decir adiós. Cuando los animales domésticos tienen más días malos que buenos, cuando dejan de interactuar con los propietarios, o cuando los problemas médicos no pueden ser controlados o que son demasiado onerosos, entonces es hora de decir adiós.

Consejos para despedir a una mascota:


Para que usted, a pesar del dolor, pueda sentir que hizo lo correcto, estos pasos lo guiarán para poder dar su último adiós a su adorada mascota:

Dele a su mascota las gracias por acompañarlo y hacerlo tan feliz el tiempo que estuvo con él.

Tan importante como saber cuándo decir adiós es saber que está bien llorar. Las lágrimas y los rituales de duelo son tan reconfortante y necesario con la muerte de nuestros animales de compañía, ya que son humanos como nuestros amigos y familiares.

Háblele, su mascota se sentirá segura con su voz, acarícielo mientras la inyección da el efecto.

Dele un lugar de descanso para sus restos donde usted pueda visitarlo.

Luego de la partida de nuestra mascota, podemos sentir que no tenemos el suficiente confort de nuestros familiares, por eso podemos:

Hablarlo con un psicólogo, o con grupos de apoyo, o salas de chat. Compartir el dolor es una buena terapia.

Hablar de nuestra mascota hace bien, contar sus historias divertidas mejorará el dolor, y lo recordará con toda la energía.

Pruebe cuando esté listo adoptar otra mascota, no para suplir, sino para seguir dando cariño.
Publicar un comentario