sábado, 9 de abril de 2011

EL REY ERIS Y LA SERPIENTE




CUENTAN QUIENES GUSTAN DE CONTAR HISTORIAS (Y SI LO CUENTAN ES PORQUE NO DEBE SER DEL TODO INCIERTO) QUE HACE MUCHOS LUSTROS LAS TIERRAS QUE PERTENECÍAN A LOS CAPOROS LAS REGENTABA ERIS, UN REY VIUDO QUE TENÍA TRES HIJOS. SE HACÍA RODEAR ERIS DE LEALES AMIGOS, PRUDENTES CONSEJEROS, UN REPUTADO MÉDICO A QUIEN CONFIABA LA SALUD DE SU CUERPO Y UN SIN PAR BARDO PARA LA SALUD DE SU ESPÍRITU. TENÍA ERIS AMPLIAS TIERRAS EN LAS QUE PACÍA SU BIEN CEBADO Y LUSTROSO GANADO Y DONDE EL TRIGO Y LOS FRUTALES CRECÍAN SIN APENAS CUIDADOS. POSEÍA TAMBIÉN UNA SÓLIDA FORTALEZA GUARDADA POR ADIESTRADOS Y VALEROSOS GUERREROS. PERO LO QUE LE HACÍA GANARSE EL RESPETO DE SU PUEBLO ERA SU BUEN GOBIERNO QUE REPARTÍA CON RECTITUD, JUSTICIA Y GENEROSIDAD.

SE DICE QUE UNA TORMENTA NO DURA TODO EL DÍA PERO TAMBIÉN ES CIERTO QUE LA ÉPOCA DE BONANZA DURA EL ESPACIO QUE SEPARA DOS TORMENTAS. Y FUE ASÍ, SIN MÁS MOTIVOS QUE LOS QUE QUISIERA MANIFESTAR LUGH EL LUMINOSO, QUE ACABÓ EL BUEN TIEMPO Y SOBREVINIERON LAS DESGRACIAS. PUES UNA MAGNÍFICA SIERPE SE DEJÓ CAER POR LAS TIERRAS DE ERIS SEMBRANDO EL PÁNICO Y LA DESOLACIÓN HASTA QUE EL REY SE PROPUSO INTERVENIR PERSONALMENTE DADO QUE NADA NI NADIE HASTA ENTONCES HABÍA SIDO CAPAZ DE EXPULSAR DEL PAÍS AL MONSTRUOSO ANIMAL.

SE ENFRENTÓ A AQUEL SER SIN TEMOR, JUNTO AL VADO DE UN RIACHUELO QUE COLABA POR EL SENO DE UN ANCHO Y VERDE VALLE. LA LUCHA FUE ENCARNIZADA Y SI BIEN EL REY ERIS, A LO LARGO DE LA CONTIENDA, PUDO HERIR AL FEROZ ANIMAL EN LAS CORVAS, ÉSTE DESGARRÓ LAS CARNES DEL VALEROSO MONARCA UNA Y OTRA VEZ CON SU PODEROSAS GARRAS HASTA QUE, EN UNO DE ESTOS LANCES, LE ARRANCÓ A ERIS EL BRAZO CON EL QUE SUJETABA LA ESPADA. DERROTADO, TUVO QUE ACEPTAR LAS CONDICIONES QUE LA SIERPE IMPUSO: QUE LE FUERAN ENTREGADAS CADA TEMPORADA DOS TERCIOS DE LAS COSECHAS, DOS TERCIOS DE LOS TERNEROS LECHALES Y DOS TERCIOS DE LOS NIÑOS NACIDOS ESE AÑO. DESDE ENTONCES EL REY MUTILADO PASABA LOS DÍAS EN COMPAÑÍA DE SU FIEL PODENCA LADRA PESCANDO EN EL RÍO, ABRUMADO POR NO PODER GOBERNAR DIGNAMENTE A SU PUEBLO Y ATERRORIZADO POR EL TRIBUTO QUE AÑO TRAS AÑO SE COBRABA LA SIERPE. HASTA QUE UN DÍA, CREYENDO QUE SU REINO SE DESHARÍA SI NO TOMABA UNA DECISIÓN, REUNIÓ A SUS TRES HIJOS Y ASÍ LES HABLÓ:

-HIJOS MÍOS, NO PUEDO GOBERNAR MÁS, AL PUEBLO LE FALTA UN BRAZO FUERTE QUE LO PROTEJA Y YO NO PUEDO DÁRSELO. UNO DE VOSOTROS SERÁ EL NUEVO REY Y ESE SERÁ QUIEN ACABE CON LA MALDICIÓN QUE ASOLA NUESTRO PAÍS. PARA ELLO OS REPARTIRÉ MIS POSESIONES; CON LAS GANANCIAS OS SENTIRÉIS MÁS CAPACES DE ENFRENTAROS A LA SIERPE; QUIEN ACABE CON ELLA REINARÁ ESTAS TIERRAS.

-PARA MÍ -DIJO EL MAYOR DE LOS HERMANOS- SERÁN TODAS TUS TIERRAS Y UN EJÉRCITO CON LOS MEJORES DE LOS GUERREROS. CON ELLO COMBATIRÉ A LA SIERPE EN UNA BATALLA CAMPAL Y NO LE DARÉ NINGUNA OPORTUNIDAD, LA PUNTA DE MI ESPADA SE HUNDIRÁ EN SU NEGRO CORAZÓN Y SERÉ REY.

-PARA MÍ -DIJO EL SEGUNDO DE LOS HERMANOS- SERÁ LA FORTALEZA, SUS SÓLIDOS MUROS Y SUS ALTAS ALMENAS DETENDRÁN A ESE ANIMAL NACIDO EN LAS OSCURAS ENTRAÑAS DE LA TIERRA Y DESDE LAS MURALLAS LE COMBATIRÉ HASTA QUE LOS DARDOS DE MIS BALLESTEROS NO DEJEN UN LUGAR SANO EN LA PIEL DE LA SIERPE, LUEGO YO MISMO SALDRÉ A REMATARLA Y SERÉ REY.

-YO NADA DESEO PADRE -DIJO BREGONTE, EL MENOR DE LOS HERMANOS- SINO QUE TE RECUPERES Y PUEDAS GOBERNAR DE NUEVO TAN SABIAMENTE COMO LO HAS HECHO HASTA AHORA. PERO SI HE DE LUCHAR LO HARÉ CON LA SOLA AYUDA DE MI LANZA Y MIS FUERZAS.

-QUERIDO HIJO -LE RESPONDIÓ ERIS-, TUS PALABRAS ME LLENAN DE GOZO PORQUE ME MUESTRAN LA NOBLEZA DE TU CORAZÓN. PERO TAMBIÉN SIENTO DESDICHA PUES, AUNQUE LO DESEARAS, NO PUEDO OFRECERTE NINGUNA POSESIÓN YA QUE TUS HERMANOS SE LO HAN REPARTIDO TODO. DESEO, SIN EMBARGO, QUE TE QUEDES CON LADRA, ESTA VIEJA PODENCA QUE, AUNQUE AHORA DOBLA EL ESPINAZO POR LA EDAD, FUE EN TIEMPOS LA MÁS FIERA EN LA CAZA Y ES MÁS LEAL QUE MUCHOS DE LOS NOBLES QUE MANTENGO.

ASÍ, CUANDO LLEGÓ DE NUEVO EL TIEMPO DE PAGAR EL TRIBUTO, LA SIERPE NO RECIBIÓ NADA MÁS QUE LAS AMENAZAS DE MUERTE DE LOS TRES HIJOS DEL REY. ESTA, MUY ENFURECIDA, SE PREPARÓ PARA PELEAR CONTRA ELLOS.

EL MAYOR DE LOS HIJOS LA RETÓ SOBRE SUS TIERRAS RECIÉN HEREDADAS, A CAMPO ABIERTO, CON EL FORMIDABLE EJÉRCITO QUE RECIBIÓ DE ERIS, LOS CASCOS Y ESCUDOS RELUCIENDO AL SOL DEL MEDIODÍA, LAS ESPADAS AFILADAS. CUANDO LOS GUERREROS SE SEPARARON PARA RODEAR AL ANIMAL Y DEJARLE SIN ESCAPATORIA, ÉSTE DESPLEGÓ UNAS ALAS MEMBRANOSAS Y REMONTÓ PESADAMENTE EL VUELO PARA, DESDE LAS ALTURAS, HOSTIGAR A LOS VALIENTES SOLDADOS, HIRIÉNDOLES Y VOLVIENDO UNA Y OTRA VEZ SOBRE ELLOS CON LA VENTAJA QUE LE OTORGABA SU INESPERADA CONDICIÓN AÉREA. AL SER TOMADOS POR SORPRESA, EL EJÉRCITO SE DESHIZO Y LA SIERPE PUDO LLEGAR HASTA EL CONFIADO MUCHACHO EN QUIEN CLAVÓ SUS GARRAS Y DIO MUERTE SIN COMPASIÓN.

ANTE AQUEL DESASTRE, TODOS SE REFUGIARON EN LA FORTALEZA QUE AHORA PERTENECÍA AL SEGUNDO DE LOS HERMANOS, SEGUROS DE PODER RESISTIR EL ASEDIO DE LA SIERPE Y DERROTARLA SI SE PONÍA A TIRO. TODAS LAS PUERTAS Y ENTRADAS FUERON CERRADAS A CONCIENCIA Y LA SEGURIDAD Y CONFIANZA REINÓ DENTRO DEL RECINTO. PERO OCURRIÓ QUE EL MONSTRUO PROCEDENTE DEL OTRO MUNDO ERA CAPAZ DE MUDAR SU ASPECTO Y, CONVERTIDO EN RATÓN, LOGRÓ ENTRAR SIN DIFICULTAD POR UNO DE LOS TANTOS RECOVECOS QUE ESTOS ANIMALES SUELEN USAR PARA INTRODUCIRSE DONDE MENOS DESEAMOS. UNA VEZ DENTRO RECUPERÓ SU COLOSAL FORMA Y, POR SORPRESA, ACABÓ FÁCILMENTE CON EL CONFIADO MUCHACHO Y SU ATERRORIZADA GUARDIA.

AL TERCER DÍA, LA SIERPE VOLVIÓ PARA COMBATIR A BREGONTE, EL MENOR DE LOS HERMANOS. ÉSTE SE REFUGIÓ EN LA FORTALEZA CON SU PADRE EL REY Y CON LA PERRA QUE LE REGALARA Y QUE DESDE ENTONCES LE SEGUÍA A TODAS PARTES. COMO LA VEZ ANTERIOR, LA SIERPE SE INTRODUJO EN EL RECINTO BAJO LA FORMA DE UN RATÓN PERO EL ÚNICO HIJO VIVO DEL REY, PREVENIDO Y MÁS SAGAZ QUE SUS HERMANOS, AZUZÓ A LA PODENCA CONTRA EL INVASOR ANTES DE QUE ÉSTE PUDIERA RECUPERAR SU TERRIBLE FORMA. LA PERRA Y EL MUCHACHO LO ACOSARON HASTA FUERA DE LA FORTALEZA, A CAMPO ABIERTO. ALLÍ LA SIERPE RECUPERÓ SU FORMA PERO ANTES DE QUE ESTA ACABARA DE DESPLEGAR SUS ALAS PARA GANAR LAS ALTURAS Y ASEGURARSE LA VICTORIA, LA PERRA, CON LAS ÚLTIMAS FUERZAS QUE LE QUEDABAN, DESGARRÓ CON LOS COLMILLOS LAS MEMBRANAS DE LAS ALAS DEL MONSTRUO, INUTILIZÁNDOLAS PARA EL VUELO. TRAS LA LUCHA LA FIEL PODENCA FUE A MORIR A LA ORILLA DEL RÍO EN EL QUE TANTOS DÍAS PASÓ ACOMPAÑANDO A ERIS. DESDE ENTONCES EL RÍO RECIBIÓ EL NOMBRE DE LADRA Y ASÍ SE LE CONOCE AÚN HOY.

HERIDA Y SIN MUCHA LIBERTAD DE MOVIMIENTO, LA SIERPE FUE DERROTADA POR EL VALEROSO Y ENTRENADO MUCHACHO TRAS UN LARGO Y ENCONADO COMBATE. CON GRANDES FESTEJOS EL MUCHACHO FUE PROCLAMADO REY Y LA PAZ Y LA ABUNDANCIA VOLVIERON AL PAÍS QUE AHORA GOBERNABA CON SABIDURÍA BREGONTE, EL MENOR DE LOS HIJOS DE ERIS".



Publicar un comentario