lunes, 20 de febrero de 2012

QUE HACER PARA QUE EL GATO NO RASQUE EL SOFA

Qué hacer para que elgatono rasque el sofá. Millones de personas en el mundo se estarán haciendo esta misma pregunta. Esto es una de las peores consecuencias de tener ungatoen casa.


Tugatono lo hace por maldad, eso ya lo sabes, de modo que tómatelo con calma y busquemos algunas soluciones prácticas

Tan tierno, dulce, suave y cariñoso, cuando ves a tugatorascando el sofá automáticamente lo transformas en un pequeño demonio, y por un instante hasta lo odias.

Tu felino doméstico goza tanto afilándose las uñas en el tapizado de tu sofá que si no fuera uno de tus objetos preferidos, hasta disfrutarías viéndolo. Al hacer esto, elgatotambién está marcando su territorio. De modo que combatir este comportamiento se transformará para tí en una tarea de finísima diplomacia. Porque si entras en competencia con tu mascota, la situación podría empeorar.

Para comenzar, y evitar que siga destrozando el tapizado, coloca una funda gruesa, que te asegure la supervivencia de la superficie del sofá mientras pruebas las estrategias de combate. También podrás colocar un trozo de papel de aluminio , tipo albal pegado en las zonas donde rasca, esto no le gustará en absoluto. Déjalo el tiempo necesario hasta que relacione el sofá con un sitio desagradable y ya no vuelva a él.

También puedes utilizar un spray de feromonas, para que sienta el olor en el sofá y no tenga la necesidad de marcarlo. O si no, prueba con un spray espantagatos, que conseguirás en las tiendas de mascotas.

Un truco más sencillo y que te puede resultar muy efectivo es pillarlo justo cuando está rascando y echarle un chorrito de agua.

Antes de comenzar con estos métodos ya debes haberle provisto de otro rascador, para que vea las ventajas del nuevo, en el cual no recibe mojaduras ni ningún tipo de molestias.

En cuanto al nuevo rascador, puedes confeccionarle uno o comprar alguno de los que venden ya hechos. Con un poco de suerte le encantará. Puedes probar también con un tronquito de pino, con buena corteza como para rascar placenteramente. Comienza a cambiarle el hábito colocando el rascador cerca del sofá y vete alejándolo
Publicar un comentario