viernes, 16 de marzo de 2012

LA DAMA BLANCA DE BUEREN.




HACE VARIOS CIENTOS DE AÑOS VIVÍA EN EL MONTE DE BUEREN UNO DE AQUELLOS CABALLEROS QUE DESDE SUS CASTILLOS SE LANZABAN CONTRA LOS POBRES CAMINANTES, SORPRENDIÉNDOLOS, ROBÁNDOLOS Y DÁNDOLES MUERTE. LA MUJER DE ESTE CABALLERO HABÍA MUERTO Y LE HABÍA DEJADO UNA NIÑA ENCANTADORA. CIERTO DÍA, AL VOLVER EL CASTELLANO DE UNA DE ESTAS CORRERÍAS DE PILLAJE, SE SINTIÓ GRAVEMENTE ENFERMO Y MANDÓ LLAMAR A UN MONJE. EN SU AGONÍA SE ACORDÓ DE TODOS LOS PECADOS QUE HABÍA COMETIDO Y PREGUNTÓ AL MONJE CÓMO PODRÍA SALVAR SU ALMA DEL FUEGO ETERNO. EN LA CÁMARA DEL CASTELLANO, DONDE ÉSTE AGONIZABA, ESTABAN SOLOS EL MORIBUNDO Y EL MONJE, QUE, A PESAR DE LA TERRIBLE FAMA QUE TENÍA AQUEL EN LOS CONTORNOS, NO HABÍA VACILADO EN VENIR A PRESTARLE LOS AUXILIOS ESPIRITUALES.
-MUCHOS PECADOS HE COMETIDO -GEMÍA EL CABALLERO LADRÓN- A MUCHOS CAMINANTES HE ROBADO SU ESCASO DINERO, Y A OTROS QUE NO TENÍAN NADA LES HE ATRAVESADO CON MI JABALINA PARA QUE NO ME DESCUBRIERAN. ¡CUÁNTAS MADRES HAN LLORADO POR MI CAUSA LA MUERTE DE SUS HIJOS! ¡CUÁNTOS HUÉRFANOS HE HECHO! MI CASTILLO, HEREDADO DE MIS PADRES, EMPLAZADO EN LO ALTO DE UNA ROCA LA CUAL APENAS SI SE ATREVER A REMONTAR LAS ÁGUILAS MÁS AUDACES, LO HE CONVERTIDO EN NIDO DE CUERVOS, DE DONDE SALIMOS MIS HOMBRES Y YO PARA EXTENDER LA DESOLACIÓN, LA MUERTE Y LA RUINA. DECIDME SI PUEDO AÚN HACER PENITENCIA PARA QUE TAN GRAVES PECADOS ME SEAN PERDONADOS.
EL MONJE LE OÍA, SENTADO EN UN ESCABEL, CON LA CAPUCHA ECHADA SOBRE SU ROSTRO ARRUGADO Y CON LAS MANOS ENLAZANDO UN TOSCO ROSARIO. CUANDO EL CABALLERO CALLÓ DIJO:
-SÍ, MUCHAS FALTAS HABÉIS COMETIDO, PERO DIOS ES MISERICORDIOSO. VUESTRAS RIQUEZAS HAN SIDO MAL ADQUIRIDAS, TEÑIDAS ESTÁN CON LA SANGRE DE MUCHOS INOCENTES. CARGAD UN ASNO CON VUESTROS TESOROS Y ESPANTADLO, CUESTA ABAJO, POR LA LADERA DEL MONTE HACIA LAS CIÉNAGAS. Y ALLÍ, DONDE QUEDE HUNDIDO, HABRÉIS DE MANDAR CONSTRUIR UN CONVENTO. EN ESE CONVENTO HABRÁ DE PROFESAR VUESTRA HIJA. ENTONCES VUESTRA ALMA SERÁ SALVADA DEL FUEGO ETERNO.
EL CABALLERO MANDÓ LLAMAR A SU HIJA. LA MUCHACHA ACUDIÓ LLOROSA Y TRANSIDA DE DOLOR.
-HIJA MÍA -DIJO EL ARREPENTIDO CRIMINAL- CARGA UN ASNO CON MIS TESOROS, ESPÁNTALO POR LA CUESTA, HACIA LA CIÉNAGA, Y ALLÍ, DONDE SE HUNDA, MANDA CONSTRUIR UN CONVENTO, Y DESPUÉS TOMA EL VELO EN ÉL.
APENAS DIJO ESTAS PALABRAS MURIÓ. EL MONJE INTENTÓ CONSOLAR A LA MUCHACHA :
-YA NADA PODÉIS HACER POR VUESTRO PADRE. SU CUERPO, AL QUE SIRVIÓ CON TAN AFÁN, SERÁ PASTO DE LOS GUSANOS. PERO SU ALMA SE CONDENARÁ SI NO CUMPLES LO QUE TE HA DICHO. HAZLO, Y TU PADRE OBTENDRÁ DEL OMNIPOTENTE EL PERDÓN DE SUS PECADOS.
LA HIJA SE DISPUSO A CUMPLIR LA ORDEN DEL PADRE. BAJÓ A LAS CABALLERIZAS Y ORDENÓ QUE PREPARASEN UN JUMENTO CON UN PAR DE ALBARDAS. DESPUÉS COGIÓ LA LLAVE DEL ARCA DEL TESORO Y LO CARGÓ TODO EN LAS ALBARDAS. MANDÓ ABRIR LAS PUERTAS DEL CASTILLO Y ANTE EL ASOMBRO DE LOS SOLDADOS IBA A ESPANTAR EL BURRO.
PERO MIENTRAS TANTO PENSÓ: SI YO GUARDASE PARA MÍ UNA PARTE DE LOS TESOROS, EL DÍA QUE ME CANSE DEL CONVENTO PODRÉ SALIR DE ÉL Y LLEVAR UNA VIDA REGALADA QUIÉN HA DE NOTARLO?
Y APENAS PENSÓ ESTO, DESCARGÓ UN TERCIO DEL TESORO Y DEJÓ LOS OTROS DOS TERCIOS. ESPANTÓ AL ASNO, Y ÉSTE DANDO TUMBOS POR LA LADERA DE LA ALTA ROCA, METIÓSE POR LA CIÉNAGA Y CAYÓ AL FIN EN UN SITIO DONDE AHORA ESTÁ LA MÖNSTERKIRCHE (CAPILLA DEL MONASTERIO) LA OTRA TERCERA PARTE LA MUCHACHA LA ENTERRÓ EN UN LUGAR OCULTO.
DONDE EL ASNO SE HABÍA QUEDADO MEDIO HUNDIDO DIO ORDEN DE QUE SE ELEVARA UN CONVENTO. VINIERON ALBAÑILES Y ALARIFES, Y DESPUÉS DE BASTANTES ESFUERZOS ERIGIERON EL CONVENTO, QUE QUEDÓ TERMINADO UN AÑO DESPUÉS.
LA JOVEN ENTRÓ EN EL MONASTERIO Y TOMÓ EL VELO. PERO CUATRO SEMANAS MÁS TARDE SINTIÓSE ENFERMA. AL VER QUE SE ACERCABA SU FIN, MANDÓ LLAMAR AL MISMO MONJE QUE HABÍA CONFESADO A SU PADRE. LLEGÓ EL MONJE, Y LA MUCHACHA LE DIJO:
-NO CUMPLÍ LA ORDEN DE MI PADRE, SINO QUE CARGUÉ AL BURRO SÓLO DOS TERCIOS DEL TESORO. LA OTRA TERCERA PARTE LA HE ENTERRADO EN. . .
MAS NO PUDO ACABAR LA FRASE, PUES EN AQUEL MOMENTO EXPIRÓ. EL MONJE REGRESÓ APESADUMBRADO, YA QUE NO PUDO HACER NADA POR SALVAR EL ALMA DE LA JOVEN. DESDE SU MUERTE, ÉSTA FUE CONDENADA A VAGAR COMO UNA FIGURA CON BLANCA TÚNICA Y QUE LLEVA EN SU MANO UNAS LLAVES.
VAGA POR LOS ALREDEDORES DEL MONASTERIO PARA CUIDAR DEL TESORO HASTA EL DÍA EN QUE LLEGUE UN JOVEN QUE SEA INOCENTE, QUE NO HAYA TENIDO JAMÁS UN MAL PENSAMIENTO NI TAMPOCO OBRADO CON MALA FE. SOLAMENTE A ÉSTE LA DONCELLA BLANCA LE ENSEÑAR EL SITIO DONDE ESTÁ GUARDADO EL TESORO Y SU ALMA HALLARÁ EL DESCANSO TAN SÓLO CUANDO ESE JOVEN EJEMPLAR HAYA DESENTERRADO EL TESORO Y MANDADO RECONSTRUIR LA CAPILLA DEL CONVENTO QUE HOY ESTÁ EN RUINAS.
Publicar un comentario