miércoles, 6 de septiembre de 2017

LOS CINCO ALIMENTOS QUE NUNCA DEBERIAS RECALENTAR.


Desde que los microondas llegaron a nuestras vidas, nos ha hecho la vida mucho más fácil. Nos permiten tener deliciosas comidas caseras, a disposición en todo momento y lugar.  Si los microondas no existieran, tendríamos que gastar toneladas de dinero comprando comida en restaurantes, comeríamos platillos sencillos y no muy sanos,  o simplemente no comeríamos hasta llegar a nuestras casas, donde nos daríamos el gusto de cocinar. Ninguna de las tres suena como una buena opción, pero el microondas no es necesariamente la solución. La razón es que hay comidas que nunca deberías recalentar.
Quizá ya hayas escuchado sobre eso, que algunos alimentos modifican su composición al ser recalentados en el microondas, aparte de que el aparato puede tener efectos perjudiciales en nuestra salud. Quizá, a pesar de que lo hayas escuchado, aun no lo creas. Es por eso que en este artículo te presentaremos comidas que nunca deberías recalentar, pero no solamente eso, ya que os daremos la explicación que necesitas. Finalmente, sabemos que puede ser difícil realizar comidas que no necesiten ser recalentadas, es por eso que recomendamos el uso de pequeños hornos o de comidas frías.

No más arroz recalentado

El arroz pertenece a esta serie de alimentos que nunca deberías recalentar, ya que una bacteria se puede desarrollar tranquilamente en él, si no se tiene el cuidado necesario. Lo más preocupante de este asunto, es que el arroz es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial. Por lo tanto, muchas personas pueden estar cometiendo graves errores a la hora de recalentar el arroz que planean ingerir. Uno de los cuidados que se debe tener para proteger al arroz de la contaminación, es que apenas se cocine el mismo, debemos dejarlo enfriar, para después, colocarlo en la nevera.
La bacteria que se desarrolla en el arroz se llama Bacillus Cereus. Esta, al intoxicar a una persona, produce desde dolores estomacales, hasta nauseas, vómitos o diarreas. Esta bacteria se puede eliminar con el calor, el problema está en que puede generar esporas, las cuales son realmente resistentes. Estas esporas, al encontrar las condiciones adecuadas, germinarán y se multiplicarán en el arroz. Debes tener mucha precaución al tener el arroz en temperatura ambiente, ya que estarás brindando la condición adecuada para la reproducción de la bacteria en una de las comidas que nunca deberías recalentar.
Pollo recalentado



 Quizá los peligros que representan recalentar el pollo sean mucho más de los motivos que encontraremos en otros alimentos. Se encuentra entre las comidas que nunca deberías recalentar, ya que es uno  de los alimentos más sensibles a una bacteria llamada Campylobacteria, la cual se puede eliminar mediante el calor. El problema radica en que los microondas no calientan uniformemente, a diferencia de lo que hace la cocción a fuego. Por lo tanto, al no elevar la temperatura en todo el pollo a los grados necesarios, se hará imposible la eliminación de la bacteria, causando enfermedades.
Otra de las razones por las que el pollo es una de las comidas que nunca deberías recalentar, es que la estructura y composición de las proteínas, puede variar. Seguro te preguntarás qué ocasiona esto, te aseguramos que nada bueno, ya que puede producir desagradables problemas estomacales. Entonces, ¿qué puedes hacer con el pollo? Sencillo, lo cocinas en tu casa y lo utilizas en ensaladas frías, aunque también lo puedes utilizar en un sándwich, que no te importe comer frío.

Patatas


Lo bueno de las patatas, es que es uno de los alimentos más versátiles de la cocina, las podemos hornear, freír, hacer puré, y muchas cosas más. Sin embargo, eso no la exonera de ser una de las comidas que nunca deberías recalentar. ¿Dónde está el problema con las patatas? Bueno, al igual que otras comidas que nunca deberías recalentar, como el arroz; el problema se encuentra es en el proceso de conservación. En las patatas también se puede desarrollar una bacteria, haciendo más probable la intoxicación, y posterior enfermedad de la persona que las consume.
La bacteria que ocasiona que las patatas sean una de las comidas que nunca deberíamos recalentar, es el Clostridium botulinum, el cual, como su nombre recuerda, es el causante de la enfermedad del botulismo. Esta bacteria no se destruye en ningún caso, por más tiempo que pase en el microondas. Así que no debes perder tiempo intentándolo con papel aluminio, o elementos parecidos. Lo recomendable es evitar a toda costa que las patatas estén a temperatura ambiente.


Deliciosas setas



 Las setas poseen  características muy parecidas al pollo, es por eso que es una de las comidas que nunca deberías recalentar. Quizá te sorprenda enterarte de que existe un parecido entre el pollo y las setas. Pero sí, el detalle es que ambas comidas que nunca deberías recalentar, tienen proteínas. Recordemos que las proteínas, pueden sufrir alteraciones en su composición al ser expuestas a altas temperaturas. Es por eso que el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación, recomienda que apenas se cocinen las setas, éstas sean consumidas.

La solución está en cocinar adecuadamente las setas, e inmediatamente después de eso, colocarlas en el frigorífico, el cual las mantendrá, por un tiempo no mayor a 24 horas. Si antes de las 24 horas de haber colocado las setas en el frigorífico, deseas recalentar las setas que comerás, deberás hacerlo a 70 grados a fuego lento. Sin embargo, esta solución no la puedes utilizar si tus setas vinieron enlatadas, desecadas o de previa congelación.

Nunca deberías recalentar huevos duros


Los huevos forman parte de las comidas que nunca deberías recalentar por razones muy diferentes a las de las otras comidas. Esta diferencia, es principalmente porque el huevo duro recalentado no tiene muchas posibilidades de ser colonizado por peligrosas bacterias. Gracias a esto, muchas personas estarán felices y tranquilas consumiendo sus huevos duros. Pero, recordemos que, por alguna razón están los huevos en la lista de las comidas que nunca deberías recalentar.
En esta ocasión, lo que queremos explicar es un poco de física, así entenderemos por qué los huevos duros están entre las comidas que nunca deberías recalentar. Como  generalmente mantenemos los huevos con cáscara, recalentar o simplemente calentar un huevo, puede ser hasta riesgoso. Es que los huevos se mantienen en pequeñas ollas de presión, a punto de estallar. Esto sucede porque toda la humedad que tienen por dentro, que termina convirtiéndose en vapor, y buscando salir del pequeño cascarón. La recomendación es cortarlo en trozos antes de recalentarlo.
Publicar un comentario