domingo, 24 de diciembre de 2017

PREPARA UN BOTIQUIN EMOCIONAL CON ACEITES ESENCIALES NATURALES

Todos solemos tener en casa diferentes medicamentos para los trastornos más habituales: dolores, contusiones, resfriados, tos, fiebre, problemas digestivos, etc.
No obstante, a la mayoría nos falta tener un botiquín emocional con el que tratar situaciones puntuales de nerviosismo, estrés, ansiedad, apatía, etc.
En este artículo te damos a conocer cuáles son los mejores aceites esenciales para tratar estos desequilibrios y mejorar así tu estado de ánimo y tu calidad de vida de la manera más rápida, natural y placentera.
¿Qué son los aceites esenciales?
Los aceites esenciales son las sustancias oleosas concentradas que se extraen de las diferentes partes de las plantas: flores, semillas, cortezas, raíces, etc.
Estas fragancias aromáticas tienen propiedades para la salud, tanto a nivel físico como emocional, tal como nos enseña la aromaterapia.
¿Cómo se usan?
Podemos usar los aceites esenciales de diferentes maneras. Aunque su función más popular es la de aromatizar, lo cierto es que pueden actuar incluso como algunos medicamentos si los usamos de modo correcto:
Uso oral: Algunos aceites esenciales se pueden consumir, siempre y cuando sigamos de manera estricta las indicaciones del productor, ya que algunos pueden ser irritantes o tóxicos.
Se suelen tomar una o dos gotas mezcladas con un poco de miel, aceite o azúcar. El aceite debe especificar que es apto para su consumo.
Uso tópico: Nos lo podemos aplicar sobre la piel. La mayoría deben mezclarse con aceites básicos vegetales (almendra, oliva, coco, etc.), mientras que algunos sí que pueden aplicarse de manera directa.
Con muy poca cantidad es suficiente para que sean efectivos.
Como aromatizadores: Por medio de difusores aromáticos.
Aplicados sobre tejidos: Sobre la ropa, pañuelos o incluso en la almohada. Los aplicaremos en lugares que los podamos oler de manera continuada.
Mezclados con los productos de limpieza del hogar.
Combinados con otros ingredientes en cosméticos caseros naturales.
¿Dónde se consiguen?
Hoy en día podemos conseguir aceites esenciales en herbolarios, dietéticas, tiendas de productos naturales y por internet.
No obstante, debemos asegurarnos de que sean verdaderos aceites esenciales, es decir, obtenidos de la esencia de plantas, flores, frutas, semillas, etc., sin ningún ingrediente artificial añadido, para que tengan una función terapéutica.
Debemos evitar las esencias sintéticas que solamente están hechas para aromatizar un espacio.
Un aceite esencial puro debe especificar el nombre en latín, el quimiotipo y la parte de la planta de la cual se extrae.
Mi botiquín emocional
A continuación destacamos los aceites esenciales más adecuados para tratar los trastornos psicológicos y emocionales más frecuentes hoy en día.
Estrés
Para combatir el estrés, además de concienciarnos de la importancia de cambiar algo en nuestro estilo de vida, podemos ayudarnos con los siguientes aceites esenciales:
Bergamota
Lavanda
Limón
Menta
Ylang ylang
Pino
Nerviosismo o ansiedad
El nerviosismo y la ansiedad suelen ser trastornos que esconden algún bloqueo, trauma o disgusto profundo que se manifiesta con una alteración del sistema nervioso.
Nos ayudarán a calmarnos los siguientes aceites:
Lavanda
Rosa
Manzanilla romana
Sándalo
Bergamota
Salvia
Limón
Insomnio
El insomnio puede ser un trastorno físico pero también emocional, ya que puede estar relacionado con causas psicológicas que nos dificultan el descanso.
Pueden sernos muy útiles estos aceites:
Mejorana
Lavanda
Benjuí
Neroli
Rosa
Sándalo
Jazmín
Tristeza y depresión
Algunos aceites esenciales tienen propiedades curativas que mejoran nuestro estado de ánimo y nos aportan alegría y vitalidad:
Menta
Lavanda
Jazmín
Naranja
Manzanilla
Apatía
La apatía es una mezcla de desgana y falta de energía para las cuales los aceites esenciales pueden ser de gran ayuda:

Pimienta negra
Cardamomo
Clavo de olor
Salvia
Cítricos
Falta de memoria y concentración
Si sentimos una falta de concentración que está repercutiendo también en problemas de memoria podemos estimular la función cerebral con los siguientes aceites esenciales:
Canela de Ceilán
Menta
Salvia
Libido disminuida
Cuando la libido está disminuida debemos recurrir a aceites estimulantes y afrodisíacos como son los siguientes:
Jengibre
Ylang ylang
Canela
Déjate llevar por los aromas
A pesar de estas categorías en las que hemos clasificado los aceites esenciales, es fundamental que te dejes llevar por tu olfato, ya que cada persona relaciona los olores con su propia experiencia y los recuerdos de su vida.
Por este motivo, algunos aceites pueden despertar en nosotros sensaciones positivas que nos ayuden a mejorar cualquier trastorno emocional.

Publicar un comentario