viernes, 4 de noviembre de 2011

HUITZILOPOCHTLI


EL SOL PUEDE PARECER FRESCO Y DISTANTE A PRINCIPIOS DE LA PRIMAVERA. PERO INCLUSO AHORA DOMINA A LA LUNA Y LAS ESTRELLAS Y GOBIERNA EL CIELO DIURNO.

ESA ETERNA SUPREMACÍA ES EL TEMA DE UNO DE LOS MITOS MÁS EXTRAORDINARIOS DE LOS AZTECAS —"EL PUEBLO DEL SOL'— QUE DOMINARON GRAN PARTE DE LO QUE HOY ES MÉXICO DEL SIGLO CATORCE AL DIECISÉIS. UNO DE SUS DIOSES MÁS IMPORTANTES ERA EL DIOS-SOL, HUITZILOPOCHTLI, —EL "RESUCITADO GUERRERO DEL SUR."

SEGÚN EL MITO, HUITZILOPOCHTLI ERA HIJO DE LA MADRE TIERRA. SUS HERMANOS — LAS ESTRELLAS DEL SUR — Y SU HERMANA — LA LUNA — CONSPIRARON PARA MATARLO, PERO HUITZILOPOCHTLI, ARMADO DE FEROCES SERPIENTES, LOS EXPULSÓ DEL CIELO DIURNO — DEL MISMO MODO QUE EL SOL DESTIERRA TODOS LOS DÍAS A LA LUNA Y LAS ESTRELLAS.

EL MITO CUENTA QUE HUITZILOPOCHTLI GUIÓ A LOS AZTECAS DESDE SU PRIMITIVA TIERRA HASTA EL VALLE DE MÉXICO. ORDENÓ A SU PUEBLO CONSTRUIR UNA NUEVA CAPITAL EN UNA PEQUEÑA ISLA — EL ORIGEN DEL ACTUAL MÉXICO DF.

LOS AZTECAS DEDICABAN A HUITZILOPOCHTLI EL DECIMOQUINTO MES DE SU CALENDARIO CEREMONIAL. LOS GUERREROS DANZABAN TODAS LAS NOCHES DELANTE DEL TEMPLO DEL DIOS-SOL, Y LOS SACERDOTES SACRIFICABAN PRISIONEROS O ESCLAVOS PARA ALIMENTAR AL SOL Y MANTENER DE ESA FORMA SU DOMINIO SOBRE EL CIELO DIURNO.
Publicar un comentario