viernes, 3 de julio de 2009

LA FÁBULA DEL CHIHUAHUA Y EL CABALLO





Un perro chihuahua se recupera asombrosamente del pisotón de su mejor amigo: un caballo de 900 kilos.

Little Berry, una minúscula perrita, estaba jugando con Leroy, un importante caballo Clydesale, cuando accidentalmente el equino pisó a su compañero de juegos. El dueño de los animales, Abbey Newton de Geelong, Australia, explicó que Leroy dio un paso para atrás aplastándole la cabeza a la perra.

"Se escuchó un horrible sonido de alarido agudo. Fue terrible", agregó Abbey quien después del accidente tomó al perro y lo llevó al veterinario. Allí le ofrecieron darle una inyección letal para evitarle el sufrimiento pero el dueño prefirió llevar a su mascota para que muriera en su casa, acompañada de sus seres queridos.

Pensó que moriría durante la noche, pero a la mañana siguiente increíblemente estaba recuperada. "Hasta le comió el desayuno a los otros perros", bromeó Abbey.
Publicar un comentario